Dos de cada tres nicaragüenses quiere migrar a EEUU, España o Canadá

0
899
La falta de empleo (36 %), la corrupción del Gobierno (16 %), la situación política (11 %), y la inseguridad ciudadana (10 %) están entre las principales razones para querer abandonar Nicaragua, indica un estudio divulgado por la consultora internacional Cid Gallup. EFE/Rodrigo Sura

Managua – Un estudio divulgado este martes por la consultora internacional Cid Gallup reveló que cerca de dos de cada tres nicaragüenses quiere migrar hacia Estados Unidos, España o Canadá, principalmente debido a la falta de empleo, u otras razones relacionadas con la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua.

“La cierta incertidumbre e inseguridad política genera un sentimiento latente del deseo de emigrar si tuviera las capacidades para hacerlo -y alrededor de dos terceras partes- se irían del país, en especial a los Estados Unidos, Canadá y España”, indicó el estudio, que incluyó entrevistas a 1.200 nicaragüenses mayores de 16 años, es decir, en edad de votar, entre el 10 y el 25 de enero pasado.

El mismo informe señaló que “casi seis de cada diez nicaragüenses” expresaron que “es muy o algo probable que dejen su país en definitiva si estuvieran en capacidad de hacerlo”, un sentimiento que aumenta entre los más jóvenes, más pobres, y menor nivel educativo.

La falta de empleo (36 %), la corrupción del Gobierno (16 %), la situación política (11 %), y la inseguridad ciudadana (10 %), están entre las principales razones para abandonar Nicaragua, de acuerdo con los resultados.

Actualmente la diáspora nicaragüense está compuesta entre 700.000 y un millón de habitantes, que viven principalmente en Estados Unidos y Costa Rica, con una población creciente en España o Panamá, y el resto en diversos países del mundo.

Más de 103.000 nicaragüenses han salido al exilio desde 2018, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuando manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega fueron eliminadas con ataques armados del Gobierno que dejaron cientos de presos, muertos o desaparecidos.

ASUNTOS POLÍTICOS

En temas políticos, el 42 % de los encuestados calificaron de “mal” o “muy mal” la gestión del presidente Daniel Ortega, un 37 % se refirió como “bien” o muy bien”, y el 21 % respondió que “regular”.

Contrario a Ortega, los hermanos Carlos Fernando y Cristiana Chamorro, hijos de la expresidenta de Nicaragua Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y del héroe nacional Pedro Joaquín Chamorro, junto con los líderes de la oposición más conocidos Juan Sebastián Chamorro (primo de los anteriores), Félix Maradiaga y Medardo Mairena, tuvieron valoraciones positivas por encima del 40 %, según el estudio.

Al ser preguntados sobre quién podría ganar las elecciones del 7 de noviembre próximo, el 13,3 % respondió que Cristiana Chamorro, el 10,3 % se inclinó por Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro obtuvo un 9,7 %, Mairena el 7,8 %, el 39,5 % dijo no saber. El restante 19,4 % lo ocuparon nombres que no alcanzaron porcentajes suficientes como para ser mencionados.

A pesar de que en la lista no alcanzó Ortega, los simpatizantes de su partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), mantiene una preferencia del 25 % de los encuestados, consistente con el nivel mostrado en la década pasada.

Por otra parte, el 62 %, dijo no tener preferencias, el 4 % se inclinó por la Unidad Nacional Azul y Blanco, compuesta en su mayoría por personas que participaron en las masivas protestas antigubernamentales de 2018, el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) logró el 3 %, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) el 2 %, mientras que el resto, incluyendo la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, liderada por empresarios, no aportó datos de valor.

El informe destacó que el 65 % de los consultados está dispuesto a votar, aunque también mostró que una motivación será que haya “elecciones libres”.

El estudio, con margen de confianza del 95 %, y de error de 2,3 puntos, se realizó en el contexto del año electoral, que se desarrolla bajo una profunda y sangrienta crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos en casi tres años.