Ecuador suspende la emisión de visados de residencia Unasur

0
1054
Ciudadanos venezolanos, uno de ellos con discapacidad, transitan por una carretera cercana a Quito (Ecuador). EFE/José Jácome/Archivo

Quito – Ecuador suspendió la emisión de visados de residencia Unasur, una de las posibilidades hasta ahora al alcance de los venezolanos en el país, tras la entrada en vigor de una reforma de la Ley Orgánica de Movilidad Humana, informó este viernes la Cancillería ecuatoriana.

En un comunicado oficial el Ministerio de Relaciones Exteriores precisó que una vez promulgada la Ley Orgánica Reformatoria de la Ley Orgánica de Movilidad Humana, el 5 de febrero, «ha quedado derogado el capítulo VI, relativo a los visados de residencia Unasur, tanto temporales como permanentes».

400.000 MIGRANTES, UN TERCIO REGULARIZADOS

La cartera exterior indicó que seguirán tramitándose las solicitudes de residencia Unasur presentadas antes del 5 de febrero, pero que desde entonces y en adelante «no se recibirán ni tramitarán solicitudes de visado de este tipo».

Recomienda asimismo a los extranjeros que deseen solicitar cualquier otro tipo de visado de residencia en Ecuador que revisen la oferta de distintos tipos de visa a su disposición en la página web del Ministerio: https://www.cancilleria.gob.ec/.

En ella se describen los requisitos para tramitar las diferentes categorías migratorias establecidas en la legislación actual.

El visado de residencia Unasur estaba disponible desde 2017 y permitía a los migrantes provenientes de otros países de América del Sur, en particular a venezolanos, establecerse de forma temporal en el territorio ecuatoriano.

Con un costo de 250 dólares, incluida la gestión, y con una vigencia de dos años, sus portadores podían mantener una estadía regular en el país y optar con ello a un puesto de trabajo y acceso a la salud.

Se estima que en Ecuador se encontraban antes de la pandemia cerca de 400.000 migrantes venezolanos, cifra que ha podido fluctuar debido a la alta movilidad de este colectivo humano tanto de regreso a su país como en tránsito hacia otros destinos en el cono sur.

Conforme a los datos que recoge la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela, que integra a varios organismos internacionales, hasta el 30 de agosto del año pasado 145.462 migrantes venezolanos en Ecuador contaban con permisos de residencia y de estancia regular concedidos por las autoridades.

DEMASIADO CAROS LOS VISADOS

Daniel Regalado, presidente y representante legal de la Asociación Civil Venezuela en Ecuador AC, explicó a Efe que se conocía la medida incluida en la reforma de la ley, pero ha sido poco socializada entre la comunidad migrante.

«El Gobierno tiene que hacer una campaña para informar a los extranjeros del nuevo cambio. Hay un completo limbo para la diáspora venezolana», valoró.

Aunque reconoció la coherencia de la medida después de que Ecuador ratificara en 2019 su salida de la casi desmantelada Unasur.

El activista alabó el hecho de que el Ejecutivo ecuatoriano haya reducido el monto de las multas a extranjeros en situación irregular de 800 a 400 dólares, pero consideró que los visados de residencia a disposición de la comunidad migrante siguen siendo costosos y muchos de los requisitos inviables.

«Se hace muy pesado porque tienen que demostrar medios lícitos de vida, que es casi imposible porque en su mayoría trabajan de forma independiente, sin tener cuentas bancarias y difícilmente pueden mostrar un contrato laboral», aclaró Regalado.

La decisión tendrá consecuencias para los migrantes, después de que Ecuador cerrara el año pasado y en plena pandemia un proceso de regularización humanitaria.

«Por lo que entendemos, se temen procesos administrativos de deportación, tanto para los que pasaron de manera ilegal, como regular con una carta andina o pasaporte vencido y que no disponen de una visa», remarcó.