EEUU detuvo a 2.8 millones de migrantes en la frontera sur entre 2014 y 2019

0
2964

Miami.– La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, en inglés) detuvo a 2,8 millones de inmigrantes indocumentados a lo largo de la frontera con México entre los años fiscales 2014 y 2019, según un informe publicado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El informe revela además que 725.000 extranjeros fueron considerados inadmisibles en los puertos de entrada al país en el citado periodo.

Entre 2014 y 2019 se multiplicó por tres la llegada de guatemaltecos, mientras que se redujo la de mexicanos en un 16 %, indica el documento.

Según DHS, cerca de la mitad de los extranjeros detenidos en la frontera sureste del país todavía permanecían en los Estados Unidos en el segundo trimestre del año fiscal 2020, cuando solo cerca del 8 % recibió un «alivio o protección» que evitase su expulsión.

Este informe, indicó el subsecretario interino de DHS, Ken Cuccinelli, permite a las autoridades analizar los patrones de flujo, los antecedentes demográficos y otros factores para «ver áreas de mejora, dónde cerrar lagunas y hacer cumplir de manera más efectiva las leyes» y evitar así que inmigrantes «jueguen» con el sistema migratorio.

El informe indica que el 59 % de los 3,5 millones de casos de inmigrantes detenidos o considerados inadmisibles entre 2014 y 2019 se resolvió, ya fuera con deportación o permiso de permanencia, que en este último caso ascendió a 284.000 procesos.

En los casos resueltos de una forma u otra de adultos solteros (85 % del total), el 92 % se saldó con su repatriación, lo que llevó a 1,6 deportaciones.

Por contra, en el caso de unidades familiares se resolvieron solo el 11 % de los casos, y de estos el 56 % acabó en deportación y el 44 % restante en un alivio migratorio.

Del cerca de un millón de integrantes de unidades familiares encontrados en la frontera entre 2014 y 2019, solo 61.000 (6 %) fueron repatriados, mientras que más de 200.000 tenían órdenes finales de expulsión sin concretar.

En cuanto a los niños hallados sin la compañía de un padre o tutor legal a la hora de su detención, en su mayoría procedentes de Centroamérica, se habían resuelto el 32 % de sus casos en el segundo semestre del año fiscal 2020.

De todos ellos, el 13 % acabó en deportación y el 87 % en un permiso de permanencia, lo que provocó que de los 284.000 encuentros con niños extranjeros no acompañados de países distintos de México o Canadá 13.000 fueron deportados, mientras que 47.000 tenían órdenes finales de expulsión pero no se habían marchado.

Es notable también la diferencia entre los casos de los inmigrantes que permanecieron encarcelados tras su detención y los que fueron puestos en libertad, dice el informe de DHS.

Aproximadamente el 98 % de los inmigrantes (1,4 millones) que permanecieron detenidos fueron repatriados, por el 36 % de aquellos que no fueron encarcelados (312.000).

El gobierno del presidente Donald Trump ha defendido desde el inicio, en 2017, la necesidad de endurecer las políticas migratorias para reducir la llegada de indocumentados y ha tomado medidas muy polémicas como la construcción de una valla fronteriza a lo largo ya de 450 millas (724 kilómetros) y la práctica suspensión del programa de asilo.