EEUU ve bajar los casos de COVID-19 y vacuna para niños «en el horizonte»

0
306
Los inmigrantes hispanos en edad laboral tienen 11 veces más probabilidades de morir por causas relacionadas con la covid-19 que las personas nacidas en Estados Unidos que no son latinas, reveló un estudio dado a conocer este lunes por la Universidad del Sur de California (USC). EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

Washington – Las autoridades sanitarias de Estados Unidos se mostraron esperanzadas este viernes acerca de la pandemia debido a la progresiva reducción de los casos y hospitalizaciones de covid-19 en las últimas semanas y a que las vacunas para los niños de entre 5 y 11 años «ya están en el horizonte».

Así lo indicó en rueda de prensa el coordinador del equipo a la respuesta a la pandemia de la Casa Blanca, Jeff Zients, quien agregó, asimismo, que las primeras dosis de refuerzo ya han comenzado a ser administradas para los mayores de 65 años y personas en situación de riesgo.

Zients insistió en la «efectividad» de las órdenes de vacunación decretadas por el presidente estadounidense, Joe Biden, que han permitido que ya «tres de cada cuatro ciudadanos» de más de 12 años del país hayan recibido al menos una dosis de los sueros disponibles.

Tras dispararse a finales de agosto y comienzos de septiembre con la llegada de la variante de delta, los contagios y hospitalizaciones han comenzado a descender paulatinamente en las últimas semanas en el país.

Según los datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), la media de estos indicadores ha descendido en la última semana un 15 %.

No obstante, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, subrayó que hay una gran disparidad regional, y en los estados donde la vacunación está por debajo del 50 % de la población los contagios siguen en alza, como es el caso de Montana, Dakota del Norte, Idaho y Alaska.

Los responsables sanitarios destacaron, por otro lado, la proximidad de la autorización de la vacuna para niños de entre 5 y 11 años.

«Una de las razones por la que estoy esperanzado sobre el futuro de la respuesta a la pandemia es que las vacunas para niños de entre 5 y 11 años están ya en el horizonte», remarcó el cirujano general de EE.UU., Vivek Murthy, principal portavoz del Ejecutivo en materia de salud pública, en la misma conferencia.

Las farmacéuticas Pfizer y BioNTech anunciaron hace diez días que los resultados de las últimas pruebas clínicas han generado una «robusta» respuesta de anticuerpos y es segura, lo que acerca la posibilidad de un suero infantil disponible para finales de octubre o principios de noviembre.

Las empresas deberán primero presentar su solicitud formal de autorización, y luego los organismos reguladores como la Agencia de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés) y los CDC deberán revisar la petición antes de dar luz verde.

Estados Unidos es el país más golpeado del mundo de la pandemia en cifras absolutas, con cerca de 700.000 fallecidos.