Ejército de Guatemala estima que 1 mil 500 migrantes hondureños siguen en el país

0
550

Guatemala – El Ejército de Guatemala calculó este martes que unos 1 mil 500 hondureños que integraban una caravana de migrantes que pretendía llegar a Estados Unidos aún permanecen en el territorio, luego de que las autoridades disolvieran el lunes a la multitud.

Según la institución castrense, más de 3 mil 600 migrantes han sido retornados a territorio hondureño en diferentes autobuses.

«Quedan unos 1.500 en grupos pequeños en territorio guatemalteco», confirmó a periodistas el portavoz del Ministerio de la Defensa, Rubén Téllez, aunque aclaró que la cifra es estimada.

De acuerdo con la misma fuente, las fronteras «siguen abiertas para los migrantes» pero siempre y cuando cumplan con los requisitos legales migratorios y sanitarios, especialmente con una prueba negativa de la COVID-19.

El Ejército de Guatemala ha apoyado el retorno con cuatro autobuses mientras otras instituciones estatales han colaborado con 11 vehículos similares para devolver a los hondureños a su país, precisó el Ministerio de la Defensa.

El lunes, las fuerzas de seguridad de Guatemala disolvieron a la fuerza a la caravana de más de 6.000 hondureños que buscaban llegar a EEUU y que se encontraban varados desde el sábado en el departamento de Chiquimula, 177 kilómetros al este de la Ciudad de Guatemala.

En los enfrentamientos del lunes y del domingo,  cuando también se registraron incidentes, resultaron heridos levemente dos soldados y docenas de migrantes, aunque ninguno de gravedad.

Honduras exhortó el domingo al Gobierno de Guatemala a investigar la represión de cuerpos de seguridad contra sus ciudadanos.

Pero el lunes Guatemala rechazó la «falta de cumplimiento» por parte de las autoridades hondureñas de los acuerdos alcanzados en semanas anteriores para «frenar y disuadir» a la caravana.

El Gobierno de Guatemala decretó la semana pasada un estado de prevención en los departamentos de Chiquimula, Petén, Izabal, Zacapa, El Progreso, Jutiapa y Santa Rosa, luego del anuncio de la caravana de migrantes hondureños por considerar que ponen en riesgo la seguridad y salud de los guatemaltecos.

Los hondureños pretendían llegar en caravana a Estados Unidos para huir de la pobreza y la violencia de su país, en busca de trabajo y mejores condiciones de vida.