El barco humanitario con 30 migrantes desembarca en Italia tras ser incautado

0
758
Varios inmigrantes se disponen a desembarcar del barco "Mare Jonio", que permanecía amarrado en el puerto de la isla de Lampedusa, este viernes en Italia. EFE

Roma – El barco «Mare Jonio» de la plataforma humanitaria Mediterranea Saving Humans llegó hoy a la isla italiana de Lampedusa, donde desembarcaron los 30 migrantes rescatados este jueves, sólo después de haber sido incautado provisionalmente por la Guardia de Finanzas (policía financiera) tras una inspección.

La ONG explicó en Twitter que tras entrar en aguas territoriales italianas con 30 personas a bordo, entre ellas una niña de un año, otros cuatro menores no acompañados y tres mujeres, dos de ellas embarazadas, tuvo una inspección de la Guardia Costera y fue escoltada hasta el cercano puerto de Lampedusa.

En un principio parecía que Italia había autorizado el desembarco, pero fuentes del Ministerio del Interior, en manos del líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, se apresuraron a informar de que la Guardia de Finanza había procedido a «incautar» el barco «al relevar algunas irregularidades».

Después en otra nota explicaron que se trataba de una «inmovilización bajo el delito de favorecer la inmigración ilegal».

Las fiscalías italianas han abierto en el pasado varias investigaciones a cooperantes de ONG por este tipo de delitos.

«He hablado con Salvini y estamos de acuerdo en la necesidad de incautar el barco, que ya había sido señalado en otra ocasión. Ahora se harán las investigaciones necesarias. Queda en manos de las autoridades judiciales», dijo el presidente del Gobierno, Giuseppe Conte.

El ministro del Interior ya había reiterado tras el rescate de este jueves su postura de «puertos cerrados» para los migrantes rescatados por barcos humanitarios.

Mientras que por otra parte, los 36 migrantes rescatados ayer por la Marina Italiana se dirigen al puerto de Augusta en Sicilia después de que el primer ministro, Giuseppe Conte, explicara a los medios que durante la cumbre europea en la ciudad rumana de Sibiu obtuvo «la disponibilidad» de Francia, Malta y Luxemburgo para hacerse cargo de la reubicación de algunos de ellos.

La política de puertos cerrados del líder ultraderechista ha provocado ciertas divergencias con sus socios de Gobierno, del populista Movimiento Cinco Estrellas (M5S), en particular con la ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, partidaria a la acogida de los inmigrantes dado el repunte de la guerra en Libia.

En declaraciones reportadas por el diario «Corriere della Sera», Trenta cargó contra Salvini y le amonestó por atacar a los miembros de la Marina «que sirven al Estado y cumplen cada día con su deber».

Y añadió que «Salvini está en campaña electoral» y no pierde ocasión para atacarla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here