El BCIE apuesta por alcanzar «calificación triple A», dice su presidente

0
107

Tegucigalpa – El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que el viernes celebrará en Tegucigalpa su 61 Asamblea de Gobernadores, apuesta por alcanzar la «calificación triple A», dijo este jueves a Efe su presidente, Dante Mossi.

«Yo esperaría que el gran mensaje de esta Asamblea sea una ruta hacia la triple A, hacia esa calificación que nos permita ir a los mercados de capital y tener financiamiento de muy bajo costo, que compita con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM) a la hora de financiar los grandes proyectos de esta región», subrayó el titular del BCIE.

Agregó que actualmente el BCIE tiene una calificación «doble A» y que la «triple A» se puede lograr «si continuamos con nuestro proceso de atraer más países de buena calificación crediticia», lo que llevaría a darle un «mayor espacio y solidez» a la institución.

EN UN AÑO DE CRISIS POR PANDEMIA, EL BCIE FUNCIONÓ NORMALMENTE

Los gobernadores están asistiendo básicamente para dar un voto de confianza a lo actuado en 2020 y lo que va de 2021.

Mossi señaló que en 2020 el BCIE respondió con muchos recursos financieros, tanto de donación, como de préstamos, además de que se capitalizó en medio de la pandemia de covid-19.

«Los socios le apostaron al Banco, este fue el banco que dio asistencia cuando otros no quisieron. Esas son señales de que el BCIE está tomando más autodeterminación en su actuar y que verdaderamente podemos ser la diferencia para la región de Centroamérica», subrayó el alto cargo de la institución regional.

En esencia, Mossi considera que la Asamblea de Gobernadores será de reflexión de lo que el BCIE puede hacer del potencial que tiene y de lo que debe ser.

En la Asamblea «tenemos que resaltar varios temas y quizá lo más importante es que en un año de crisis el Banco logró funcionar normalmente», dijo Mossi, quien además recordó que desde el 31 de agosto todo el personal del BCIE en Tegucigalpa, su sede principal, regresó a sus oficinas.

Mossi también resaltó que en medio de la pandemia y el teletrabajo, 2020 fue un año récord para el BCIE, que colocó 3.800 millones de dólares y desembolsó casi 2.000 millones de dólares.

«Ese fue el BCIE en un año de crisis, en un año normal deberíamos de ser un banco mejor todavía. Entonces, lo que estamos discutiendo es qué banco queremos hacia adelante», enfatizó.

Este año el titular del BCIE viajó a los países centroamericanos para hablar con el presidente de cada uno y entre otras cosas les preguntó «qué banco quieren».

Algunos de los presidentes le preguntaron si podían darle a su país «dinero más barato», a lo que Mossi dijo que la respuesta fue que «eso puede ser posible en la medida que nosotros aumentemos nuestro capital y seamos triple A».

En ese sentido, Mossi espera que la Asamblea de Gobernadores sea una reflexión de 2020 hacia adelante, convencido además de que la pandemia de covid-19 o los desastres naturales como las tormentas tropicales y huracanes de a finales del año pasado, «no son las últimas crisis que tendrá Centroamérica».

En plena crisis, en 2020, el BCIE «demostró claramente, con hechos, no con palabras, que ha desplazado a otros bancos de la región en términos de dar una respuesta rápida para atender las necesidades de la región», acotó.

EN 2020 LOS ESTADOS TUVIERON QUE SALIR A INVERTIR

El año 2020 fue muy difícil para todo Centroamérica por las perdidas económicas que sufrieron sus países en sectores importantes, como el turismo, por ejemplo, que cayó por la falta de turistas debido a la pandemia de covid-19.

Pero ese año, pese a las dificultades, confortaron acciones como las de que «los Estados tuvieron que salir a invertir porque el sector privado estaba prácticamente atado por los cierres económicos», dijo Dante Mossi.

La situación y las necesidades de infraestructura, que siguen vigentes, requirió volver a ver modelos de asociación público-privada que mitiguen las pandemias o los desastres naturales, aunque que son inevitables, añadió.

Para atender las necesidades de infraestructura, el BCIE propuso la invitación al sector privado, no solo de la región centroamericana, para que venga a trabajar con los gobiernos en los grandes proyectos que están en marcha.

La 61 Asamblea de Gobernadores del BCIE será una oportunidad para tenerlos «a todos en la misma sala y ponernos a pensar en el Banco y tomar las grandes decisiones que van a afectar a cada uno de todos los centroamericanos», expresó Mossi.