El gobernador de Texas critica «peligrosas» políticas migratorias de Biden

0
163
La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dijo que los oficiales de la Patrulla encontraron al grupo de 197 migrantes en la mañana del miércoles en una área cercana a San Miguel, al suroeste de Tucson, Arizona. EFE/Gary M. Williams/Archivo

Washington – El gobernador de Texas, Greg Abbott, criticó hoy lunes las “peligrosas” políticas migratorias del presidente Joe Biden y dijo que «es tiempo de aplicar las leyes» cuando el país encara otra ola de inmigrantes en su frontera sur.

«Las peligrosas políticas de frontera abierta de Biden han llevado a un incremento drástico en el crimen y el tráfico de humanos en la frontera sur», afirmó el republicano Abbott en un mensaje de Twitter.

El viernes pasado el juez Matthew Kacsmaryk, del distrito federal del Norte de Texas, ordenó al Gobierno de Biden que restablezca la política de su predecesor, el republicano Donald Trump, bajo la cual los migrantes que llegan a la frontera y piden asilo son devueltos a México a que esperen la resolución de su trámite.

Es política, denominada oficialmente “Protocolos de Protección al Migrante» y comúnmente como «Espera en México», ha resultado desde 2019 en la devolución a México, Guatemala y El Salvador de decenas de miles de migrantes.

Los grupos de derechos humanos y quienes abogan por los migrantes llevan meses denunciando que los solicitantes de asilo acampados en México están expuestos a la violencia criminal y a condiciones de hacinamiento insalubres.

A poco de su investidura como presidente en enero pasado, el demócrata Biden canceló la política de «Espera en México», lo cual llevó a los gobiernos de Texas y Missouri a una querella judicial en la cual alegan que sus estados sufren las consecuencias del ingreso de migrantes indocumentados.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó la semana pasada que en julio más de 212.000 migrantes indocumentados habían sido detenidos tras cruzar la frontera ilegalmente, la cifra más alta en dos décadas.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) informó que hasta el 12 de agosto tenía bajo su custodia a 16.282 migrantes menores de edad, en tanto que otros 1.223 estaban todavía detenidos a cargo de la Patrulla Fronteriza.

En julio, la CBP detuvo a 18.962 menores migrantes no acompañados por adultos, un incremento de 24,5 % sobre el mes anterior, y en lo que va del año fiscal ha detenido 113.791 niños migrantes, una cifra sin precedentes.

Este arribo de niños migrantes va a la par de un aumento en la cifra de todos los migrantes detenidos, incluidos adultos solos y grupos familiares, que en julio llegó a la cifra, también sin precedentes, de 212.672, un incremento de 12,6 % sobre el mes anterior.