Tegucigalpa (Especial Proceso Digital)  – El gobierno hondureño enfrentó un inesperado traspié en su plan de retirarse del mecanismo globalmente utilizado para proteger las inversiones, el CIADI, cuando su nueva aliada China inició las negociaciones para la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) bajo la premisa que dicha instancia sería la asumida por las dos partes para incluirla en el acuerdo comercial como mecanismo que garantizará el dinero que los empresarios asiáticos arriesguen en esta nación centroamericana.

El gobierno de Xiomara Castro denunció el pasado 24 de febrero que se retirará del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), un mecanismo adscrito al Banco Mundial y cuyos tribunales de arbitraje dirimen las diferencias entre empresarios y gobiernos en temas de demandas por inversiones, aunque oficialmente nunca lo anunció ni explicó a la ciudadanía hondureña y le tocó al propio centro hacer el anunció en su página web cinco días después.

Reiteradamente se ha anunciado una cadena nacional del gobierno para pormenorizar sobre el tema, pero cada vez que se anuncia vuelve a ser pospuesta.

Pero la administración Castro lo había adelantado desde el 2023 por intermedio de su entonces ministra de Finanzas y jefa del Gabinete Económico, Rixi Moncada, ahora precandidato presidencial del oficialista del partido Libertad y Refundación.

La tesis gubernamental es que el CIADI es un mecanismo que favorece a los inversionistas foráneos contra los estados pobres del tercer mundo y que ello se ha constituido en un instrumento extractor de recursos.

Moncada se había mostrado disgustada por la demanda por más de 10 mil millones de dólares que presentó la empresa encargada de gestionar la Zede Próspera, así como una serie de demandas presentadas por empresas de energía renovable, luego que el gobierno aprobará el 2022 una nueva ley de energía que les cambió las reglas del juego.

De hecho, el gobierno lanzó una ofensiva para lograr apoyo a su decisión y una serie de economistas internacionales y legisladores estadounidenses apoyaron la medida, pero empresarios hondureños y extranjeros advirtieron que se trata de un pésimo mensaje contra la inversión nacional y extranjera.

El gobierno de Xiomara Castro denunció el pasado 24 de febrero que se retirará del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

China da el batacazo

Lo que no esperaba el gobierno hondureño es que su nueva apuesta política y económica, China, para alejarse del capitalismo representado por Estados Unidos, también apostará por el CIADI en cuanto a la seguridad que proporciona para proteger las inversiones del riesgo de gobiernos que incumplen los acuerdos o cambian las reglas del juego.

El ministro de Desarrollo Económico, Fredis Cerrato, recientemente, tras concluir la cuarta ronda de negociaciones del TLC con China, que Pekín apuesta por el CIADI y desde el inicio de las negociaciones tenía en mente dicho instrumento para la protección de las inversiones.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) admitió que se encuentran en el tema álgido de las inversiones y que de acuerdo con la visión de Pekín “se había planteado originalmente ese mecanismo”, pero con el retiro de Honduras del CIADI “ahora hay que replantearlo”.

El ministro Cerrato señaló que abordarán el tema en la quinta ronda de negociaciones que se celebrarán en Honduras y que se espera la presencia del procurador general, Manuel Díaz Galeas, ya que es la persona encargada del Estado para defenderlo, y así abordarlo con mayor profundidad.

Indicó el alto funcionario que en la negociación del TLC no es un requisito el tema del CIADI, aunque apuntó que “nosotros ya expusimos los mecanismos alternos que hay” en cuanto a protección de inversiones y que lógicamente se va a discutir.

Pero Cerrato admitió que “cuando iniciamos la negociación del tratado (de libre comercio) China estaba bajo la inteligencia y la propuesta que iba a ser el CIADI”.

Cuando la presidenta Xiomara Castro visitó China el 2023 y fue recibida por su par Xi Jinping, las dos partes suscribieron nueve convenios, los cuales hasta el momento se desconoce su contenido.

Inversiones chinas por 900 millones de dólares

El gobierno había anunciado por medio del ministro de la Presidencia, Rodolfo Pastor de María, que dos empresas chinas invertirán más de 900 millones de dólares, las cuales requerirán un mecanismo de protección del dinero.

Las perspectivas gubernamentales es que las empresas generen unos 10 mil empleos directos,

Las empresas son Sunda International Group.

La otra inversión es del empresario Hong Tianzhu, cuya empresa textil, busca invertir 400 millones de dólares en Choloma, según anunció en su momento el canciller Eduardo Enrique Reina.

Convenios

Cuando la presidenta Xiomara Castro visitó China el 2023 y fue recibida por su par Xi Jinping, las dos partes suscribieron nueve convenios, los cuales hasta el momento se desconoce su contenido, ya que no han sido revelados.

Diversos gobiernos e instancias de sociedad civil latinoamericana se han quejado de la opacidad con que China mantiene sus vínculos con la región, especialmente en el tema de préstamos e inversiones, ya que no se divulgan las condiciones de los mismos.

China ha firmado TLC con varios países centroamericanos y hasta el momento hay quejas de que las exportaciones de la región no logran llegar en grandes cantidades a los mercados chinos, pero si se disparan las importaciones procedentes del gigante asiático.