El Motagua buscar consolidar el liderato a expensas del Marathón

0
2186
El entrenador del Club Motagua, el argentino Diego Vázquez. EFE/Gustavo Amador/Archivo

Tegucigalpa – El Motagua, que dirige el argentino-hondureño Diego Vázquez, buscará conservar el liderato del torneo Apertura de Honduras en el partido de este miércoles contra el Marathón en la segunda jornada del torneo Clausura.

El club que dirige Vázquez hace seis años es el único ganador de la primera jornada, por lo que buscará mantenerse en el primer lugar ante los locales del Marathón, que tienen como timonel al argentino Héctor Vargas.

Los cuatro partidos restantes de la primera fecha terminaron empatados.

El Olimpia, último campeón, dirigido por el argentino Pedro Troglio, recibirá al modesto Real de Minas, cuyo entrenador, el español José Antonio Hernández, no pudo dirigirlo en la primera jornada, por asuntos administrativos relacionados con su título, lo que esperaba resolver el lunes.

Hernández ni siquiera pudo entrar al estadio el domingo, cuando su equipo se enfrentó de visita al Real Sociedad, ante el que empató sin goles.

Los partidos del Apertura hondureño se están jugando sin aficionados, como medida sanitaria por la pandemia de COVID-19 que, desde marzo, afecta al país centroamericano, donde han muerto 2.433 personas y 80.020 han sido contagiadas, según el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

El Platense, con el colombiano John Jairo Ríos como técnico, será anfitrión del Real España, comandado por el uruguayo Ramiro Martínez.

El Real España viene de empatar su primer juego, 1-1, contra el Olimpia, mientras que el Platense hizo lo mismo ante el Vida, pero con un marcador de 3-3.

El equipo de Ramiro Martínez, junto con el Motagua, Olimpia y Marathón, son considerados los cuatro mejores del fútbol hondureño.

El Real Sociedad medirá fuerzas con el Universidad Pedagógica, el único perdedor de la primera fecha, ante el Motagua, mientras que el Honduras Progreso tendrá la visita del Vida.

El pasado torneo Clausura fue cancelado por la pandemia de COVID-19, lo que mantuvo sin actividad al fútbol hondureño durante seis meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here