Ciudad del Vaticano- El papa Francisco pidió el don de la paz para «las personas extenuadas por la guerra, por el hambre, por toda forma de opresión», en un llamamiento tras el rezo del ángelus del Lunes de Pascua asomado a la plaza de San Pedro desde la ventana del palacio apostólico.

Francisco agradeció todos los mensajes de cercanía y oraciones que le han llegado en esta Semana Santa y pidió «que el don de la paz del Señor resucitado» llegue a todos y especialmente, agregó, «donde más se necesita, a las personas extenuadas por la guerra, por el hambre, por toda forma de opresión».

En el mensaje de Pascua de este domingo, leído desde la logia central de la basílica de San Pedro, Francisco pidió un alto el fuego inmediato en Gaza, así como urgió el acceso a las ayudas y la liberación de los rehenes.

También instó a un intercambio de todos los prisioneros entre Rusia y Ucrania y advirtió de la necesidad de detener los «vientos de guerra» que soplan sobre Europa y el Mediterráneo.

Con el rezo del ángelus de hoy concluyeron los ritos de la Semana Santa del papa Francisco, que renunció a presidir le vía crucis en el Coliseo de Roma para «salvaguardar su salud», pero que ha asistido en buena forma y leyendo las homilías preparadas al resto de celebraciones.

En el ángelus de este lunes, el papa afirmó que la resurrección de Jesús «nos dice que no temamos, no tengamos miedo, no nos hundamos en una vida sin esperanza, no renunciemos a la alegría de la Pascua». EFE