El Paraíso, puerta de entrada de Eta e Iota, pide socorro

0
810

Tegucigalpa (Proceso Digital / Ronald Ordóñez) – El oriental departamento de El Paraíso se convirtió en un término de 15 días la puerta de entrada de dos tormentas tropicales, Eta e Iota, y hoy, golpeado, resiente el paso de ambos fenómenos naturales.

-Los alcaldes coinciden que lo primero que se debe hacer es restablecer las vías de comunicación para entrar con ayuda humanitaria.

Casas destruidas, otras dañadas, pasos carreteros interrumpidos, puentes de dudosa estabilidad y hectáreas de cosechas perdidas son los impactos que dejan en este departamento el paso de ambas tormentas tropicales, indicaron a Proceso Digital alcaldes de la zona  que claman ayuda para iniciar el proceso de reconstrucción y de reactivación económica en este sector del país centroamericano.

El pasado 4 de noviembre este departamento sufrió la inclemencia de la tormenta tropical Eta que antes alcanzó la categoría cinco de huracán en la escala Saffir-Simpson.

Pero sin haber asimilado los daños dejados por Eta, este martes 17 de noviembre El Paraíso volvió a resentir el paso de otro fenómeno natural con la llegada de Iota, degradada a tormenta tropical también después de haber alcanzado previamente la categoría de huracán mayor.

Sin pérdidas de vidas humanas

La alcaldesa de El Paraíso, Ligia Laínez, contó a Proceso Digital que, si bien han sido la puerta para la entrada de las dos últimas tormentas tropicales, Eta e Iota, no han sufrido pérdidas humanas.

“Es importante resaltar que a pesar de que han sido fenómenos muy fuertes que nos han causado muchos daños, pero hasta el momento no hemos tenido ninguna pérdida humana”, declaró.

Sin embargo, refirió que hasta el momento ambas tormentas tropicales dejan viviendas dañadas, cientos de evacuados y vías de comunicación interrumpidas.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos el IMN mantiene la vigilancia sobre un nuevo fenómeno que se ubica en el Caribe que tiene posibilidades de convertirse en un sistema de baja presión en los próximos días. EFE/Gustavo Amador

“Iota ya nos deja afectación de las viviendas, algunas de manera parcial y otras de forma total, derrumbes en calles de acceso a zonas productivas”, resaltó.

Puntualizó que uno de los mayores impactos que sufre el municipio de El Paraíso es la pérdida de cultivos, cuyos daños aún son incontables.

Al respecto, compartió que trabajan principalmente en la rehabilitación de las vías de comunicación para activar la economía en este municipio.

“Estamos esperando que Iota pase y vamos a hacer una nueva evaluación de daños y necesidades y en base a eso vamos a empezar el proceso de reconstrucción”, apostilló.

Además de reparar algunos tramos carreteros buscan salvar partes de las distintas cosechas que se realizan en este municipio, cerró.

El Paraíso es uno de los principales productores de café en Honduras. El grano producido en esa región es de excelente calidad y altamente cotizado en el mercado internacional pero las cosechas del aromático han resultado dañadas ostensiblemente.

“Trojes es un caos”

Por su parte, el alcalde del municipio de Trojes, Nelson Moncada, sostuvo que ese sector del departamento de El Paraíso “es un caos total ya que están incomunicados tras reportarse derrumbes, viviendas afectadas por los vientos racheados y daños en los cultivos de granos básicos”.

Informó que unas 150 viviendas perdieron el techo al ser arrasadas por los vientos rachados del fenómeno natural.

Agregó que las viviendas son de adobe y en cualquier momento van a ceder ya que la lluvia no para en la zona.

Dijo que el municipio está totalmente incomunicado por derrumbes en vías que se habían habilitado tras el paso de Eta que golpeó fuertemente a dicho municipio. Agregó que no hay paso para el municipio de Danlí y otras comunidades.

Seguidamente indicó que la lluvia no cesa desde la tarde del lunes por lo que la saturación del suelo es viable con los derrumbes que se han producido.

Lamentó que varios accesos habían sido habilitados con fondos cafetaleros y municipales y que nuevamente se han visto perjudicados por las lluvias que deja el fenómeno natural.

“Esto es un caos, hemos sido golpeados nuevamente por los embates de la naturaleza, esta vez por el huracán Iota y solo nos queda pedirle a Dios, estábamos contentos por la ayuda que habíamos recibido, pero hoy volvimos a quedar como en el principio, sin nada”, arguyó.

El edil señaló que Iota deja un daño total en el cultivo de granos básicos principalmente en el frijol. En infraestructura, dijo que no solo en los ejes carreteros presentan problemas, sino en los centros educativos que al igual que cientos de casas el viento se llevó el techo.

En cuanto a los albergues, indicó que hay más de 150 familias afectadas en escuelas y en la iglesia.

 “Hay que unirnos todos en el trabajo de reconstrucción del municipio, levantarnos, sé que nos va a costar, pero lo vamos a lograr, no es momento de sentarnos a llorar”, apuntó.

En Danlí los daños son millonarios

Proceso Digital también conversó con el alcalde de Danlí, Gustavo Mendoza, quien estimó que hasta el momento los daños provocados por Eta e Iota ascienden a 12 millones de lempiras, en un cálculo conservador en torno a los daños en la infraestructura básica afectada severamente.

Será necesaria la inversión de esta cantidad para volver a activar, cajas puentes, pasos terrestres y cosechas pérdidas, explicó el edil.

“Para la zona de Trojes donde ya habíamos quedado incomunicados y logramos habilitar el paso, nuevamente quedamos incomunicados”, compartió.

Además del daño a la infraestructura en la zona -dijo- el mayor impacto se sufre en los cultivos de café.

En ese sentido recordó que Danlí es el primer municipio productor de Café de El Paraíso con una producción anual de 18 mil quintales del grano aromáticos, producción que hoy es amenazada por los efectos de Eta e Iota, ambas tormentas tropicales a su paso por Honduras.

“Esto es un verdadero impacto para la economía sobre todo para la mano de obra que en estos momentos se da en este sector del país”, lamentó.

Una vez logren restablecer los accesos a las comunidades, se debe apostar al mejoramiento de los proyectos de agua potable que también se han visto afectados por intensas lluvias.

“Ya está saliendo bastante café y al tener las comunidades incomunicadas va a haber cuantiosas pérdidas”, externó al tiempo que dijo que las lluvias también provocaron que los granos se caigan antes de ser cosechadas.

Aunque aceptó que no han existido problemas con las transferencias municipales por parte de la Administración Central reiteró que se requieren, de momento, 12 millones de lempiras para reactivar la economía en este municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here