Entregan a SEDH Plan de Prevención con enfoque de DDHH sobre situación de comunidades de Río Blanco en Intibucá

0
303

Tegucigalpa – La Secretaría de Derechos Humanos (SEDH), recibió este día el Plan de Prevención Con Enfoque de Derechos Humanos Sobre la Situación de las comunidades del sector Río Blanco, por parte del alcalde de Intibucá y el Consejo Sectorial para la Gestión del Desarrollo de Río Blanco.

El objetivo del plan es contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades del Sector de Río Blanco, Intibucá, Intibucá.

La secretaria de Estado de la SEDH, Jackeline Anchecta, expresó que, ¨este día es altamente importante, es una dimensión histórica para la vida política del Estado de Honduras y el Gobierno, porque recibimos un documento que fue construido desde la participación amplia y sincera de la población de las comunidades de La Tejera, El Barreal, La Unión y Valle de Ángeles, el grupo COPINH y el Consejo de Ancianos y Ancianas; generando un contenido de acciones que desde la perspectiva comunitaria, recoge sus aspiraciones para contribuir y recuperar  la paz, la tranquilidad, la convivencia, la identidad cultural y  territorial,  la unidad y el bienestar con justicia social¨.

Asimismo, mencionó que el Plan de Prevención con Enfoque de Derechos Humanos, fue también validado y aprobado en Cabildo Abierto Municipal de Río Blanco realizado en la comunidad de La Tejera, siendo un claro ejemplo de la conjunción de voluntades y la determinación de generar sobre los impactos negativos y violatorios de derechos fundamentales, la oportunidad de superar dichos impactos, con una propuesta de prevención con enfoque de derechos humanos.

¨Indudablemente, la construcción colectiva del proceso desarrollado, también nos alecciona sobre la capacidades de coordinación institucionales, ya que durante cinco meses equipos técnicos de la Dirección General del Sistema de Protección de la SEDH, Gobierno Municipal de la Alcaldía de Intibucá, la Mancomunidad de Municipios Lenca Eramaní, y la coordinación con el COPINH, a través de la participación e integración del Consejo Indígena Lenca de Río Blanco; así como la integración de las instancias culturales y morales del Pueblo Lenca como el Consejo de Ancianos y Ancianas de Río Blanco dieron resultados favorables¨, esgrimió la funcionaria.

Finalmente, dijo que el proceso evidencia la contribución particular de confianza y esta situación muy ejemplar, convoca a la institucionalidad del Estado, no solamente a recepcionar dicho Plan Preventivo, sino a tomar acciones interinstitucionales de manera coordinada, a fin de dar  respuesta efectiva y pertinente al mismo y contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida, en el marco de los derechos humanos y la planificación del desarrollo con enfoque territorial municipal y comunitario del Municipio de Intibucá.

En la presentación también estuvo presente la viceministra de protección de la SEDH, Rosa Seaman, el director general del Sistema de Protección, Danilo Morales, y representantes de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social, la Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización, CONADEH y los líderes y lideresas de las comunidades representadas en el Consejo Sectorial de Desarrollo de Río Blanco, de la Mancomunidad de Municipios Lenca Eramaní.

El Plan se lleva a cabo mediante el establecimiento de un Mecanismo de Coordinación Interinstitucional para el abordaje integral efectivo de la situación de las comunidades del Sector de Río Blanco, con base al Plan Preventivo con enfoque de Derechos Humanos, la Planificación del Desarrollo Municipal y comunitario con enfoque territorial, en el marco de la responsabilidad del Estado de Honduras, con respecto al cumplimiento de la Medida Cautelar CIDH-MC-112-2016; el Convenio 169 de la OIT y la Política Pública de Derechos Humanos.

El Plan tiene la determinación de generar impacto en los derechos fundamentales como el derecho a la vida, la integridad y la seguridad humana de un conflicto social y ambiental por la intervención del proyecto de generación hidroeléctrica, sobre el río Gualcarque, “Agua Zarca” por parte de la empresa DESA resultado de hace una década; la oportunidad de superar dichos impactos, con una propuesta de prevención con enfoque de derechos humanos.

El 4 de marzo de 2016, la CIDH, recibió una solicitud de medidas cautelares presentada por el Comité Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) solicitando que la CIDH requiera al Estado de Honduras que proteja la vida e integridad personal de los miembros de COPINH, quienes se alega se encuentran en una situación de riesgo, como consecuencia de sus actividades en la defensa de los derechos humanos, medio ambiente y recursos naturales en Honduras.

En el 2013, el pueblo indígena Lenca de la zona de Río Blanco, organizado en torno al COPINH y bajo el liderazgo de la señora Berta Isabel Cáceres, emprendió varios movimientos de recuperación de su derecho de posesión y propiedad sobre las tierras cercanas al río Ulúa. La CIDH ha reconocido un contexto de conflictividad en la zona de Intibucá.