España ofrece al nuevo gobierno de Túnez ayuda contra las mafias migratorias

0
3438

Túnez.– La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, transmitió hoy al presidente de Túnez, Kaïs Said, el apoyo de España para combatir las mafias migratorias en el Mediterráneo y ser un «actor destacado» a la hora de contribuir a la estabilidad institucional y la seguridad del norte de África.

González-Laya llegó hoy a Túnez dentro de una gira que incluye la visita a Libia el próximo lunes con el fin de tender la mano a ambos países, claves en el control migratorio de la ribera sur.

Tras reunirse con su colega tunecino, Othman Jarandi, la ministra fue recibida por el presidente del país, Kaïs Said, en el Palacio de Cartago.

Al término de su encuentro con Said, González Laya subrayó «el mensaje claro» que comparten de combatir las redes de tratas de personas, después de que Túnez se haya convertido en una de las rutas alternativas de llegadas de inmigrantes a países como Italia y también España a través de Marruecos.

«Frente a aquellos que se benefician de la pobreza con actividades criminales como es el tráfico de personas en el Mediterráneo, vamos a emplear todos los instrumentos democráticos a nuestro alcance. No vamos a tolerar este ataque a la sociedad», advirtió la ministra en una declaración ante la prensa.

González Laya remarcó que uno de los objetivos de la cooperación española es ayudar a los jóvenes a formarse para que puedan tener un futuro y no se vean obligados a huir a Europa.

«En esto, Túnez y España vamos de la mano buscando generar oportunidades para los jóvenes que no sea lucrando a las mafias. Es una manera de construir una economía tunecina fuerte», manifestó la ministra.

Said pidió a España y a la UE que el problema de la inmigración se aborde de forma «integral», analizando a fondo sus causas, y no sólo desde la perspectiva de la seguridad.

En sus reuniones, ambos Gobiernos coincidieron en la preocupación por la inestabilidad del Sahel y de Libia y en la necesidad de actuar de forma conjunta para que la amenaza no se extienda «en un momento de turbulencias» como el actual.

González Laya comunicó al presidente tunecino el objetivo del Gobierno español y de la UE de aprovechar el 25 aniversario del proceso de Mediterráneo, que se conmemora el próximo mes de noviembre, para impulsar la colaboración política con los vecinos del sur.

«Hay que inyectar voluntad política. España quiere ser un actor destacado de este relanzamiento», trasladó la jefa de la diplomacia española ante la aspiración de organizar una reunión ministerial en Barcelona que sirva como impulso al proyecto.

Es la primera ministra europea que se reúne con el nuevo Ejecutivo tunecino, el tercero en los últimos diez meses, que fue aprobado el pasado domingo.

Para González Laya, esta nueva etapa es «una ocasión para España de reafirmar su compromiso político, económico y de cooperación» con Túnez y su proceso de consolidación democrática.

Túnez fue uno de los pocos países donde cuajó la llamada primavera árabe, si bien, una década después, está inmerso en una profunda crisis política y social agravada por la pandemia, que ha provocado un brusco descenso del turismo.

Para dar continuidad a la relación bilateral, González Laya trasladó a Said el interés en celebrar una reunión de alto nivel el próximo año en España, después de que la última tuviera lugar en 2018 con Mariano Rajoy de presidente.

El mandatario tunecino agradeció la contribución de España y el espejo que representa para su país por el éxito de su modelo de transición a la democracia.

Said también valoró la visita en un contexto marcado por la covid-19, que ha llevado al cierre de las fronteras entre España y Túnez.

La primera jornada de la visita de González Laya se ha cerrado con una cena con empresarios españoles con negocios en el país.

La relación económica con Túnez es modesta y el Gobierno español está convencido de que existe un amplio potencial, tanto comercial como en materia de inversiones, siguiendo el ejemplo de Gamesa, la compañía que genera toda la energía eólica del país.

Las autoridades tunecinas han planteado a la ministra la posibilidad de que compañías de ambos países colaboren en la reconstrucción de Libia una vez que se estabilice el país tras el alto el fuego alcanzado entre las dos facciones en conflicto.

González Laya proseguirá mañana su estancia en Túnez con un homenaje a las víctimas del atentado del Museo Nacional de El Bardo de 2015, en el que murieron 22 personas, entre ellos, dos turistas españoles, y una reunión con mujeres representativas de la sociedad civil. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here