Garbiñe: «Sueño en grande y una medalla en los Juegos sería especial»

0
177
La tenista española Garbiñe Muguruza, número 13 del ránking WTA, declaró hoy a EFE que, tras un "gran inicio de año", se encuentra "muy ilusionada" con la posibilidad de competir en los Juegos Olímpicos de Tokio, para los que sueña en grande con "una medalla que sería especial". EFE/Fernando Villar

Madrid – La tenista española Garbiñe Muguruza, número 13 del ránking WTA, declaró a EFE que, tras un «gran inicio de año», se encuentra «muy ilusionada» con la posibilidad de competir en los Juegos Olímpicos de Tokio, para los que sueña en grande con «una medalla que sería especial».

Muguruza (Caracas, Venezuela; 1993) se encuentra preparando su participación en el Mutua Madrid Open, un torneo que disputa por novena vez y que, hasta el momento, se le resiste. Nunca ha pasado de dieciseisavos.

«Estoy contenta de estar en Madrid porque es el único torneo femenino que tenemos en España y me siento en casa. He venido con antelación para prepararlo lo mejor posible porque siempre es muy difícil. Están las mejores y es muy importante en nuestro calendario», dijo Garbiñe, que jugará sus partidos arropada por una pequeña parte de público en las gradas del recinto.

«Tenemos un 40% de público y jugar con algo de gente es importante, sobre todo para que haya ambiente y sensación de competición. Mi objetivo es llegar lejos, porque es un torneo muy importante y ojalá algún día pueda sujetar la copa de campeona», confesó.

La tenista española reconoció que la situación global que se vive derivada de la pandemia de la COVID-19 puede «afectar mucho» también a los deportistas.

«Hay muchos protocolos, burbujas y situaciones en las que no podemos hacer bien lo que queremos, pero aun así podemos competir en un calendario casi de normalidad. Es la única manera de hacerlo ahora y espero que cambie, porque esto puede afectar mucho al tenista», señaló.

«Cambia mucho el oxigeno y los tiempos para desconectar. Al final cansa y nos afecta y por eso hay que saber adaptarse, gestionarlo y cambiar rutinas», declaró Garbiñe a EFE en una entrevista concedida en la sede de Caser Seguros.

En estos primeros meses de 2021, Muguruza ganó el torneo de Dubai (Emiratos Árabes Unidos) y fue finalista en Melbourne (Australia) y Doha (Catar).

«Está siendo un gran año. Estamos contentos de que el trabajo duro tenga frutos y queremos seguir en la misma inercia», comentó Garbiñe, que ha cambiado un poco su calendario en este inicio de temporada «por las regulaciones y protocolos» de algunos países y torneos.

«Con tanto viaje, moverme menos de continente es un descanso y me guío por las sensaciones que tengo. Ahora estoy contenta porque la temporada de tierra batida es mi preferida, es donde más crezco y dónde juego más horas. Roland Garros me encanta y estoy ilusionada con hacerlo bien», manifestó la ganadora del Grand Slam francés en 2016.

Otro objetivo de la presente temporada son los Juegos Olímpicos de Tokio, en los que vivirá su segunda participación olímpica tras Río de Janeiro, dónde cayó en octavos.

«Estoy muy ilusionada con Tokio y no me lo quiero perder. Mi objetivo siempre es el más grande, siempre sueño en grande y pase lo que pase una medalla sería algo diferente y una sensación especial», apuntó Muguruza, que subrayó sus ganas por participar en la cita de Tokio.

«Roland Garros o Wimbledon son más individuales. Los Juegos son todo en equipo, intentas conseguir medallas para España y es más patriótico. Te sientes más arropado, haces piña y haces más equipo», argumentó.

En Tokio, aparte de individuales, podría jugar también en dobles mixto, algo aún no decidido, aunque siempre ha mostrado su deseo de jugar con Rafael Nadal.

«Me haría mucha ilusión y me encantaría, aunque es complicado. Hay cosas que encajar, pero no es tan fácil como parece. No hemos podido hablar porque la incertidumbre de los Juegos sigue. Llegado el momento tendremos que hablar y ver cómo se gestionan las parejas y tener una conversación más técnica», declaró.

Por último, Garbiñe Muguruza aseguró que su retirada del torneo de Charleston (Estados Unidos) hace dos semanas se debió a una «carga muy alta» de partidos.

«Llevaba mucha competición y necesitaba parar, pero ahora estoy lista para competir. Puede ser presión o estrés de competición, porque a veces jugar mucho no beneficia, aunque es mejor tener torneos y jugar que no lo contrario», concluyó.