Gobierno hondureño ofrece ayuda a migrantes extranjeros varados en el país

0
380

Tegucigalpa – El gobierno de Honduras,  a través del Instituto Nacional de Migración (INM) y de los Centros de Atención al Migrante Irregular (CAMI), ofrece asistencia humanitaria a ciudadanos  extranjeros que permanecen en el país,  en condición irregular.

Se trata de 250 migrantes de Haití, Cuba y África que permanecen en Tegucigalpa y Choluteca los que han sido asistidos desde antes del inicio de la Emergencia Nacional por causa del COVID-19, indicó el INM en un comunicado.

Los CAMI, están ubicados de manera estratégica; dos en Tegucigalpa, uno en San Pedro Sula y otro en Choluteca, con el propósito de velar por la protección y cumplimiento de los derechos humanos de las personas que transitan de manera irregular por el país.

Los migrantes asistidos quedaron varados en el país, por causa de la pandemia del coronavirus, ya que su destino final es Estados Unidos.

El subdirector del INM, Carlos Cordero, informó  que «el gobierno de la República ha venido realizando acciones humanitarias para atender a los ciudadanos de otras nacionalidades que son migrantes irregulares, que se encuentran en el país».

Cordero explicó que debido a la emergencia nacional y mundial por el COVID-19, las fronteras nacionales y regionales permanecen cerradas para el tránsito, no pueden circular ni centroamericanos del CA-4, mucho menos ciudadanos irregulares.

«Sin embargo, en la actualidad grupos de migrantes irregulares han quedado varados en varios países, entre ellos Honduras, por causa del cierre de fronteras como medida preventiva frente al Covid-19», enfatizó.

El gobierno hondureño ha brindado asistencia a más de 250 ciudadanos irregulares tanto en la ciudad de Choluteca, como en Tegucigalpa, desde el mes de marzo.

El pasado 03 de junio, parte de los migrantes que permanecían en la zona sur, 80 en total, en su plan de seguir su ruta hacia el país del norte, viajaron hasta Tegucigalpa en donde se les está asistiendo, se conoció.

Las personas de manera individual y por núcleos familiares han recibido asistencia médica, entrega de insumos de bioseguridad.

También se les ha dotado con alimentos, y se les realizó las pruebas rápidas de COVID-19, de igual forma para su recreación se realizan actividades deportivas y juegos.

Cordero, además informó, que «se ha acondicionado un albergue en Tegucigalpa, con las condiciones dignas, para continuar brindando la asistencia social, de esta forma   garantizamos  los derechos humanos de estas personas».

A los que permanecen en Choluteca, el miércoles se les entregó una donación  de más de 170 raciones de alimentos, agua potable, gel antibacterial, insumos para aseo personal y víveres.

Son 170 personas, que de igual forma  han recibido atención médica y alimentos; orientación legal sobre su situación migratoria en el país, con el acompañamiento de la Secretaría de Derechos Humanos y la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf).

El funcionario, resaltó que “estamos trabajando para acondicionar un albergue que reúna las condiciones de bioseguridad y protección  para que estén en un lugar digno”.

Finalmente el funcionario hizo un llamado a la solidaridad del pueblo hondureño, a no estigmatizar ni discriminar,  estos grupos de ciudadanos de otras nacionalidades en condición irregular, que se encuentran en el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here