Guatemala analiza cómo auxiliar a deportados en punto fronterizo con México

0
132
Archivo / EFE.

La Libertad (Guatemala) – El Gobierno de Guatemala aseguró el miércoles que analiza medidas para auxiliar a migrantes centroamericanos que son deportados desde México en el punto fronterizo de El Ceibo, en el norte del territorio, donde las personas retornadas quedan sin asistencia ni recursos para su movilización.

El Instituto Guatemalteco de Migración detalló en un comunicado de prensa que varias autoridades locales e internacionales participaron este miércoles en una reunión en línea para abordar la situación.

El punto fronterizo de El Ceibo se encuentra unos 600 kilómetros al norte de la Ciudad de Guatemala, específicamente en el municipio La Libertad, en el departamento de Petén, colindante con el estado de Tabasco, México.

De acuerdo con la misma fuente, el viceministro de Relaciones Exteriores, Eduardo Hernández, propuso «la elaboración de un protocolo que permita atender de manera integral» a los migrantes deportados en el punto fronterizo El Ceibo.

El Instituto Guatemalteco de Migración añadió que «se espera en los próximos días estar dando a conocer este protocolo» para la atención de los migrantes, procedentes en su mayoría de Guatemala pero también de El Salvador y Honduras.

Según pudo constatar Efe este miércoles en el punto fronterizo, los migrantes son dejados a suerte tras ser retornados vía terrestre desde México, después de haber sido detenidos por las autoridades de Estados Unidos.

El lugar es de difícil acceso y carece de opciones para que los migrantes deportados puedan volver a su hogar, una situación que se ha repetido en las últimas semanas cuando inició el retorno obligado en dicho punto fronterizo.

Además, los migrantes, que vuelven sin recursos económicos, tampoco encuentran oportunidades para pernoctar, como sucedió este miércoles con seis autobuses donde fueron deportados más de 500 personas, incluyendo mujeres y menores de edad.

Según confirmó también Efe, miembros de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y el Consejo Nacional para la Atención del Migrante (Conamigua) prestan teléfonos a los migrantes para que puedan comunicarse con sus familiares.

Cada año más de 300.000 guatemaltecos intentan emigrar irregularmente a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida y así alejarse de la pobreza y violencia en su país natal.

Sin embargo, muchos de ellos son deportados tanto por Estados Unidos como por México.

Solo entre 2018 y 2019 fueron retornados obligatoriamente desde Estados Unidos vía aérea poco más de 190.000 guatemaltecos. Sin embargo, las cifras se han reducido en los últimos dos años debido a la pandemia de la covid-19.

El Instituto Guatemalteco de Migración indicó recientemente que la deportación al punto fronterizo El Ceibo forma parte de convenios acordados por parte del país centroamericano.