Guatemala inicia a deportar a hondureños que participan en caravana

0
2064
Una mujer con su hijo participa en una nueva caravana de migrantes a la altura del municipio de Naco Cortés. EFE/Jose Valle

Tegucigalpa – El Gobierno de Guatemala mantiene firme su posición de no permitir el ingreso a su territorio de los miles de migrantes hondureños que salieron en caravana y este viernes ya inició a deportar a los participantes de este éxodo.

– Un muro de soldados del ejército aguarda a la caravana migrante a su llegada a territorio guatemalteco, razón por la que expertos no auguran éxito al éxodo masivo.

Al respecto, el portavoz del Instituto Nacional de Migración de Honduras (INM), Lisandro Vallecillo, confirmó a Departamento 19 que Guatemala deportó este viernes a los primeros 78 hondureños participantes de la caravana migratoria que salió desde la ciudad de San Pedro Sula.

Entre los deportados se encuentran 51 adultos y 27 menores de edad, se conoció.

Al respecto el Sistema Nacional de Control Biométrico Migratorio de Honduras reporta que hasta el mediodía 38 personas fueron deportadas desde Guatemala a la aduana terrestre de Corinto.

Entre tanto a la aduana terrestre de Agua Caliente en Ocotepeque fueron deportados 36 ciudadanos hondureños.

Asimismo, en la aduana El Florido en Copán,  llegaron en calidad de deportados cuatro hondureños.

El portavoz del INM acentuó que todos estos ciudadanos deportados participan del éxodo masivo que emprendió la ruta migratoria desde la terminal de autobuses de la norteña ciudad de San Pedro Sula.

Cabe señalar que decenas de soldados del Ejército y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) están custodiando las diferentes fronteras de Guatemala con Honduras para impedir el paso de los hondureños.

En las últimas horas el director del Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), Guillermo Díaz, visitó zonas fronterizas con Honduras para coordinar la atención a los grupos más vulnerables.

De acuerdo al IGM, más de un centenar de hondureños que ingresaron de forma irregular al país en los últimos días por varios puntos ciegos fueron entregados a migración en la frontera para que sean devueltos a Honduras.

El Ejército y la Policía Nacional Civil mantienen diferentes puestos de control en la carretera hacia el océano Atlántico en cumplimiento del estado de prevención decretado el jueves por el presidente Giammattei en los departamentos de Izabal, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, Santa Rosa, El Progreso y Petén, ante el anuncio de la caravana migratoria.

Los hondureños buscan llegar a Estados Unidos para tener mejores condiciones de vida, alejados de la pobreza y la violencia que azotan la región centroamericana.

La principal causa de la emigración en Honduras continúa siendo la falta de empleo y de generación de oportunidades.

La escasez de empleo se agudizó después del paso de las tormentas tropicales Eta e Iota cuyos efectos impactaron en más de cuatro millones de hondureños.

Los hondureños en caravana argumentan que no encuentran empleo en Honduras y cuando lo hacen son mal pagados.