Guatemalteco muerto en matanza de migrantes en México fue deportado en 2019

0
792
Fotografía mostrada por la Fiscalía del Estado de Tamaulipas de 12 presuntos implicados en el homicidio de 19 personas en Tamaulipas (México). EFE/José Martínez/Archivo

Miami – El inmigrante Edgar López, uno de los 19 migrantes guatemaltecos que fueron masacrados y cuyos cuerpos fueron incinerados en el estado mexicano de Tamaulipas hace un mes había sido deportado de los Estados Unidos después de una gran redada en una planta procesadora de alimentos en Mississippi.

Según informó este martes el medio digital Vice, el guatemalteco fue una de las 680 personas que fueron arrestadas en 2019 durante una redada masiva que efectuaron unos 600 agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en siete procesadoras de alimentos ubicadas en seis diferentes localidades del centro de Mississippi.

López, de 49 años, padre de tres hijos y abuelo de cuatro niños, intentaba regresar a su casa en el estado sureño después de su deportación tras el que se considera el mayor operativo contra indocumentados en la última década en EE.UU.

El guatemalteco, explica Vice, trabajó durante más de dos décadas en plantas de Mississippi como la de Peco Foods, de la que salía al terminar su turno cuando fue detenido por agentes del ICE el 22 de agosto de 2019.

El estado de Tamulipas, frontera con Estados Unidos, es un paso frecuente para los migrantes que entran a México con la intención de llegar a la frontera norte.

El pasado 22 de enero, las autoridades hallaron dos camionetas calcinadas, una de ellas con 19 cadáveres en el interior, en el poblado de Santa Anita, en el municipio de Camargo, fronterizo con Texas y con el estado mexicano de Nuevo León.

Una llamada anónima alertó a las autoridades de Tamaulipas sobre los dos vehículos que se encontraban abandonados e incendiados en un camino vecinal de Camargo, en donde estaban los 19 cuerpos quemados, la mayoría de migrantes guatemaltecos originarios de las comunidades de Comitancillos y San Marcos.

Las autoridades mexicanas que investigan los hechos vinculan la matanza cion la disputa que las organizaciones criminales denominadas Cártel del Noreste (CDN) y Cártel del Golfo (CDG) mantienen por el control de los estados del noreste de México desde marzo de 2010, conflicto que ha dejado más de 15.000 desaparecidos y miles de muertes.