Habilitan centro de convenciones de San Diego para recibir a niños migrantes

0
238
Fotografía de archivo de un grupo de niños migrantes. EFE/Joebeth Terríquez/Archivo

Los Ángeles – El Centro de Convenciones de San Diego, California, será utilizado como refugio temporal para niños no acompañados que ingresaron al país recientemente y están bajo custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), anunciaron este lunes funcionarios de la ciudad y el condado.

En un comunicado conjunto el alcalde de San Diego, Todd Gloria, y el presidente de la Junta de Supervisores del Condado de San Diego, Nathan Fletcher, explicaron que “durante el fin de semana, acordamos abrir nuestro Centro de Convenciones al Gobierno federal para su uso como refugio temporal”.

“La ciudad y el condado apoyarán este esfuerzo financiado con fondos federales, proporcionando servicios vitales a estos niños vulnerables que llegaron a nuestro país en busca de seguridad”, añadieron.

Aún no se sabe cuándo comenzarán a recibir a los menores; sin embargo, los funcionarios adelantaron que la estadía promedio de cada niño será de 30 a 35 días, y que se les proporcionará comida, atención médica, un lugar para dormir y duchas.

Además, se creará una área de recreación en el exterior de la instalación, como parte de la respuesta al llamado hecho por Xavier Becerra, recién confirmado como secretario de HHS.

La semana pasada el Gobierno del presidente Joe Biden habilitó el Centro de Convenciones de Dallas (Texas) para acoger a 2.300 menores inmigrantes bajo custodia de las autoridades después de que ingresaran por la frontera sur.

El Centro de Convenciones de Dallas es uno de los mayores del país y ha sido adaptado para esta nueva función con vistas a aliviar la situación en las instalaciones en la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en la frontera, que están desbordadas.

La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) también se unió para brindar ayuda a los menores recién llegados y familias que buscan asilo.

FEMA ha aportado 3.000 catres, 6.000 mantas y 36.000 litros de agua.

El viernes pasado la CBP confirmó a Efe que había comenzado a trasladar a las instalaciones de San Diego, California, a indocumentados detenidos en el sector del Valle del Río Grande (RGV) en Texas para su procesamiento, ante el aumento desmedido de las cifras de familias y niños que están ingresando por esa zona.