Honduras busca verificar respeto de DDHH a inmigrantes en frontera de EEUU

0
291

Tegucigalpa – Con el objetivo de constatar el cumplimiento al respeto de los derechos humanos de los migrantes de Honduras que se encuentran en puntos de detención, centros de procesamiento y albergues, entre otros, una delegación de la Cancillería y del Consulado de Honduras en McAllen, Texas, inició este lunes una visita oficial a zonas fronterizas de Estados Unidos con México.

– Más de 14 mil inmigrantes menores que atravesaron la frontera con México solos, permanecen bajo custodia de agencias del gobierno de EEUU.

El recorrido por varios lugares de Texas de la representación del gobierno de Honduras, liderada por la vicecanciller Nelly Jerez, contó con el acompañamiento de personal de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), informó la cancillería.

Además de constatar la situación de los derechos humanos que reciben los migrantes en los centros mencionados, en especial las familias con niños o los menores que viajaron sin acompañantes, la delegación atenderá las solicitudes de primera necesidad y las relacionadas a temas consulares y migratorios de los entrevistados.

La gira de trabajo, que durará tres días, incluye la visita a otros puntos importantes de la zona fronteriza.

En el puente Anzalduas

Los representes del gobierno junto a los delegados del CBP del condado de Hidalgo, siempre en Texas, visitaron el Puente Internacional Anzalduas, además de una importante vía de comunicación es uno de los principales puntos de detención y procesamiento de llegada de migrantes irregulares a Estados Unidos.

El puente, con más de 5 kilómetros de extensión, fue construido sobre el Río Grande y es uno de los accesos para viajeros transfronterizos que transitan entre la ciudad de Mission, Texas, en los Estados Unidos y la comunidad de Reynosa, en el estado de Tamaulipas, México.

En la actualidad, según datos proporcionados por agentes de la Patrulla Fronteriza, en la zona de la ciudad de Hidalgo se está recibiendo en promedio entre mil 500 y 2 mil migrantes diarios procedentes de 51 nacionalidades, la mayoría son originarios de Honduras, México, El Salvador y de Guatemala.

Por este paso, las familias y menores no acompañados, son remitidos por la CBP al centro de procesamiento de inmigrantes ubicado en la ciudad de Donna, también perteneciente a Texas. Los adultos solos son enviados a otras estaciones.

Debido a los recientes incrementos de los flujos de migrantes la capacidad del centro de Donna, que puede atender a mil personas diarias, se ha visto severamente afectada pues en la actualidad se recibe hasta 2 mil 500 personas cada día, mismas que no deberían de permanecer más de 72 horas detenidas en ese lugar.

Visita a los Ébanos

La vicecanciller Jerez y los demás miembros de la delegación también recorrieron zonas de las ciudad de Los Ébanos, otro de los puntos fronterizos que custodia la CBP para evitar el cruce irregular de migrantes.

Es oportuno mencionar que más de 600 menores hondureños han sido retornados este año y más de mil se encuentran en las estaciones migratorias en México en su búsqueda de ingresar a Estados Unidos, mientras que las autoridades estadounidenses tratan de evitar una eventual crisis en la frontera.

Desde el 1 de enero al 14 de marzo, han retornado 610 menores desde Estados Unidos, México y la región centroamericana, según registros del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras.

Más de 14 mil menores solos

Más de 14 mil inmigrantes menores que atravesaron la frontera con México solos, permanecen bajo custodia de agencias del gobierno de Estados Unidos, admitieron funcionarios de la administración del presidente Joe Biden.

Los funcionarios indicaron que nueve mil 562 niños permanecen bajo el cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés) y otros cuatro mil 500 son custodiados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que tiene a su cargo la Patrulla Fronteriza.

Citando cifras de la CBP, los funcionarios puntualizaron que hasta febrero habían sido detenidos este año fiscal, que inició en octubre de 2020, unos 29 mil menores no acompañados.