Honduras cumple 18 meses de pandemia con promedio de 17 decesos diarios

0
102

Tegucigalpa – Honduras arriba este 11 de septiembre a su día número 549 de pandemia, es decir 18 meses, con un total de 9 mil 319 decesos a causa del coronavirus SARS-CoV-2, un promedio diario de 17 muertes a causa del virus, según estadísticas oficiales.

– Un 9 % del total de casos positivos de COVID-19 en Honduras corresponde a menores de edad, grupo social que se ha visto más vulnerable frente a las nuevas variantes del virus.

– Durante los 18 meses de pandemia Honduras confirmó en promedio a diario 640 nuevos casos de la COVID-19.

Los datos del estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) dan cuenta de 350 mil 879 casos positivos de la COVID-19 hasta el viernes 10 de septiembre desde que se confirmaron los dos primeros casos el 11 de marzo de 2020.

En cuanto a los casos positivos las autoridades sanitarias de Honduras confirmaron en promedio 640 nuevos casos cada día durante los últimos 18 meses.

En ese sentido, la curva de contagios como la de decesos siempre ha sido al alza sin encontrar una meseta, de hecho los dos últimos meses han cerrado como los más letales de la pandemia.

Radiografía de la pandemia

Desde el inicio de la pandemia el país se vio envuelto en una serie de actos de corrupción como la compra directa de materiales de bioseguridad o los hospitales móviles.

De siete solo dos atienden pacientes COVID-19 en la actualidad, este es quizás el acto más señalado durante el inicio de la pandemia.

Posteriormente los hospitales móviles pasaron a ser cosa del pasado cuando el país se colocó en una posición de rezago en la vacunación contra la COVID-19.

Rezago del que hoy no puede salir pese a contar con 2 millones 896 mil 759 personas con la primera dosis y un millón 629 mil 331 con la segunda dosis, según datos oficiales.

Hoy la polémica vuelve a rondar las compras directas ya que vía decreto se ha protegido en la Ley de Secretos el valor de las compras de vacunas contra la COVID-19 que el Estado ha hecho.

Durante estos 18 meses el virus ha mutado en cinco cepas diferentes en Honduras colocando a grupos sociales como las mujeres embarazadas y menores en posiciones más vulnerables.

Honduras afronta un año electoral por lo que las problemáticas de toda la pandemia se convertirán en una herencia para la siguiente administración.

Menores en la mira del virus

Más de 31 mil menores en Honduras han sido diagnosticados con COVID-19, mientras las autoridades sanitarias se preparan para incorporar en su campaña de inmunización contra el virus a adolescentes de entre 15 y 17 años.

La Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) de Honduras indicó, citando cifras del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), que en el país se han detectado 31 mil 349 infecciones por COVID-19 en niños y adolescentes.

El 64 % (20 mil 69) de los menores contagiados tienen entre 12 y 18 años, un 22.6 % (7 mil 98) entre 6 y 11 años, y el 13.3 % (4 mil 182) menos de 5 años, señaló la Dinaf.

Del total de casos, el 54 % (16 mil 928) son niños, mientras que las niñas representan el 46 % (14 mil 421), agregó la institución hondureña.

Los departamentos de Francisco Morazán, en el centro del país (donde se localiza la capital hondureña), y Cortés, en el norte, son los que más contagios de menores registran, con 8 mil 881 y 6 mil 582 casos, respectivamente, añadió.

No exponer a menores

No exponer a los menores de edad a las variantes del virus, en especial a la Delta, la última que se confirmó circulaba en el territorio nacional, es el llamado vehemente del gremio médico de Honduras.

En ese sentido, la vocera de la Coalición de Médicos en Acción, Monserrat Arita, exhortó a los  padres de familias a evitar de exponer a la población infantil de circular en las calles, para disminuir el riesgo de contagio por la variante Delta del SARS-CoV-2.

La galena manifestó que la variante Delta, además de ser altamente transmisible, también puede afectar a la población infantil.

Explicó que la Delta a comparación de las demás variantes del SARS-CoV-2, la primera sí puede perjudicar a los niños.

En ese sentido, aconsejó a los padres de familia que cuiden a sus hijos y extremen las medidas de protección.

“Veo a padres de familias que los lleva a los moles y centros comerciales, es mejor no sacar a los niños, y peor aún, si no están conscientes de implementar las medidas de bioseguridad”, comentó.