Honduras entrega a EEUU ciudadano buscado por varios crímenes

0
124

Tegucigalpa– Un nuevo proceso de extradición se realizó este domingo al ser entregado a las autoridades de Estados Unidos un ciudadano de ese país quien era buscado por varios crímenes.

El proceso de entrega lo realizó la Policía Nacional a través de la Unidad de Interpol de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

Se trata del ciudadano norteamericano Rennie Michael Ugalde de 28 años, alias “El Gringo”, quien era residente en la colonia Las Palmas de Tela, Atlántida.

Autoridades norteamericanas lo solicitan desde el 28 de febrero del año 2014, por lo que realizaron todas las coordinaciones pertinentes para hacer posible su ubicación, captura y salida del territorio hondureño.

El detenido tiene dos órdenes de captura pendientes, por su supuesta participación en un delito de agresión sexual y por haber incumplido la libertad condicional.

Captura

Ugalde estuvo recluido en el centro penal de Tela, Atlántida, desde el pasado 22 de julio del año 2020, por los delitos de tenencia ilegal de armas de fuego, municiones y posesión indebida de uniformes militares.

Según se informó el sospechoso quedó absuelto de dichos cargos, mediante juicio oral y público el 19 de agosto del presente año, por lo que al salir del centro penal, un equipo de agentes de la DPI lo capturó y le hizo saber que estaba pedido en extradición por los Estados Unidos.

Cabe mencionar que a este individuo autoridades hondureñas le seguían diligencias investigativas, por su supuesta participación en la desaparición de cuatro líderes garífunas.

Investigación

El pasado 17 de julio del 2020, se reportó la privación de la libertad de los garífunas; cuando sujetos armados irrumpieron en sus casas de habitación y se los llevaron por la fuerza con rumbo desconocido.

Desde ese momento, un equipo especial de la DPI inició con las investigaciones, logrando relacionar al ahora extraditado con la desaparición.

En ese sentido, el 22 de julio, cinco días después de la desaparición, se efectuó un allanamiento de morada con autorización judicial en la casa del sospechoso, ubicada en la colonia Las Palmas del municipio de Tela.

Durante la inspección al inmueble, los técnicos de la Unidad de Procesamiento de la Escena del Crimen, encontraron varios indicios, entre ellos tres armas de fuego de diferente calibre, munición e indumentaria militar.

La evidencia y el sospechoso fueron remitidos a las autoridades competentes, quienes siguiendo el proceso legal le dictaron la medida de prisión preventiva, por los delitos de tenencia ilegal de armas de fuego, municiones y posesión indebida de uniformes militares.

Fue así que un año después, el sospechoso logró quedar en libertad; pero la DPI lo requirió para cumplir con la petición judicial de las autoridades norteamericanas.

El capturado fue trasladado a Tegucigalpa y este día sale del país escoltado por autoridades de los Estados Unidos.