Honduras pendiente de connacionales en Nueva Orleans, el “departamento 19”, por azote de huracán Ida

0
175
EFE/EPA/DAN ANDERSON

Tegucigalpa – Tras la llegada del huracán Ida, las autoridades de Honduras permanecen pendientes de los connacionales en la ciudad de Nueva Orleans, Luisiana, Estados Unidos, llamada el “departamento 19” del país a causa de la gran cantidad de catrachos radicados en la misma.

-Las autoridades consulares de Honduras habilitaron una línea de emergencia para que los connacionales reporten su situación o soliciten ayuda si lo requieren.

-Las autoridades hondureñas llamaron a los connacionales a no continuar con acciones de evacuación y refugiarse en lugares seguros.

Así lo confirmó a Proceso Digital la cónsul de Honduras en Nueva Orleans, Gloria Alvarado, quien detalló que permanecen pendientes de 85 mil hondureños en el estado de Luisiana, de ellos 50 mil radican en Nueva Orleans, una de la ciudades que ya sufre el paso del huracán Ida, uno de los más poderosos en llegar a EE.UU.

Es oportuno mencionar que la comunidad hondureña es la preponderante en Nueva Orleans frente a ciudadanos de otras nacionalidades, externó la diplomática hondureña.

“De hecho la comunidad hondureña es la más representativa en Nueva Orleans en comparación a ciudadanos de otras nacionalidades”, expresó.

EFE/EPA/DAN ANDERSON

Evacuaciones

Nueva Orleans, que se encuentra en el lado noreste del patrón de trayectoria, el más peligroso por la fuerza de sus vientos y lluvias ya sufrió varias evacuaciones, entre ellos varios hondureños, señaló la cónsul.

No obstante, explicó que estas evacuaciones forman parte de la etapa preventiva ordenada por las autoridades de la ciudad.

Sin embargo, el consulado hondureño ha activado la línea temporal (985) 250-1628 para mantener una estrecha comunicación con los hondureños que podrán ser afectados, recordó.

“Hemos habilitado la línea de emergencia para el tema del huracán, cualquier persona que necesite contactarnos hemos puesto a disposición esa línea, pero también lo puede hacer a través del correo electrónico del consulado o la página de Facebook”, acentuó.

El corte de energía eléctrica en más de 300 mil casas en Luisiana es uno de los principales efectos del huracán tras su llegada a la costa de EEUU, refirió la cónsul hondureña.

Las labores en el consulado se suspendieron durante este lunes y dependiendo de los daños que pueda dejar la amenaza climatológica se reanudarán el día martes, agregó.

Hasta la tarde del domingo ningún hondureño había utilizado la línea de emergencia, reveló.

Imagen satelital del huracán Ida, cedida este 29 de agosto de 2021 por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), a través del Centro Nacional de Huracanes (NHC). EFE/NOAA

Huracán toca tierra

El huracán Ida golpeó el domingo con toda la fuerza de sus vientos de 150 millas por hora (240 km/h) la costa de Luisiana, en vilo ante el temor a que Nueva Orleans pueda revivir la devastación que hace justo 16 años provocó el ciclón Katrina.

Nueva Orleans ya sufre los embates de Ida, que, según el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, en inglés), puede provocar una marejada ciclónica «catastrófica», vientos «extremos», inundaciones y riadas en toda la región.

La mayor preocupación son los diques que protegen la ciudad del lago Pontchartrain, que en 2005 se rompieron, inundaron la ciudad y provocaron la muerte a más de mil 800 personas, y que el actual gobernador, John Bel Edwards, dijo que deberán pasar una «prueba muy seria» con este huracán de categoría 4.

Una mujer mira las nubes de tormenta mientras pasea a su perro antes de que el huracán Ida toque tierra en Nueva Orleans, Luisiana, EE. UU., hoy 29 de agosto de 2021. EFE/EPA/DAN ANDERSON

Panorama desalentador

Las posibles consecuencias de Ida que han dibujado las autoridades nacionales y locales son desoladoras y no es para menos, pues quedó a 7 millas por hora (11 km/h) para alcanzar la categoría máxima en la escala Saffir-Simpson (5), que mide los huracanes por la fuerza de sus vientos.

Aun así, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), las casas afectadas por un huracán categoría 4 pueden perder fácilmente el techo y paredes exteriores, la mayoría de los árboles se rompen o son arrancados de raíz y la mayor parte del área puede estar «inhabitable durante semanas o meses».

Ante este panorama, los gobernadores de Luisiana y Misisipi pidieron la declaración de emergencia al Gobierno federal, y el presidente, Joe Biden, se la concedió para poder así agilizar la entrega de material, personal y fondos para enfrentar las posibles consecuencias de Ida.

Más de 2 mil 400 efectivos de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, en inglés) ya han sido desplegados en la región, además de 12 equipos de búsqueda y rescate y un centenar de ambulancias.