Honduras y México abren nueva etapa en la que buscan «respeto y protección» de migrantes

Tegucigalpa – Honduras y México abrieron una nueva etapa en sus relaciones con la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador al país centroamericano en la que buscan el “respeto y protección” de los migrantes, concluyen expertos en derecho internacional y en el tema migratorio.

-Aunque la agenda del mandatario mexicano también abarcó temas como reforma eléctrica, seguridad y  política, fue el tema migratorio lo que preponderó en su instancia en Honduras.

En conversación con Proceso Digital el experto en derecho internacional, Graco Pérez, señaló que la visita de AMLO a Honduras es significativa ya que se trata de la primera a este país con el su nación sostiene un fuerte vínculo comercial y que ahora les une el ímpetu de buscar soluciones a las causas estructurales de la migración.

Apuntó que desde la administración anterior del gobierno de Estados Unidos, con Donald Trump al frente de la Casa Blanca, México inició a manejar en conjunto el tema de la migración como un asunto de seguridad nacional.

De ello derivó la orden de desplazar elementos militares y de la marina para resguardar sus fronteras.

El experto reflexionó que marcar una nueva etapa en la relación entre Honduras y México en la que buscan el respeto y protección de los migrantes también justifica la relación de la nación azteca con su país vecino.

Fin del título 42

 El fin del título 42, normativa con la que Estados Unidos deportaba a inmigrantes a suelo mexicano bajo la excusa de riesgo por la pandemia, puede marcar una ola de migrantes y de deportaciones, lo que los mandatarios tienen que ir analizando, comentó el abogado Pérez.

La normativa llega a su fin este mes, con dicha normativa la Patrulla Fronteriza  estaba autorizada para deportar de forma exprés a migrantes arrestados en la frontera, pero esto ya no será una acción legal. Para el entrevistado, ambos países (México y Honduras) buscan unir esfuerzos para lo que viene en materia de migración tras la cancelación del título 42.

“La migración es un indicador de país, entre más migrantes estén saliendo de nuestro país, solo significa que la situación a futuro es vista con muy bajas perspectivas”, apuntó.

El fin de la normativa va generar una expectativa entre las personas que ya tienen planeado emigrar hacia Estados Unidos y esto los puede alentar a iniciar la ruta migratoria y esto se convierte en un problema para México, reflexionó.

El experto en derecho internacional consideró que lo anterior puede provocar nuevos flujos masivos de migración irregular, por lo que la visita de AMLO es de suma importancia para abordar esta problemática en la región.

 Nueva etapa

De su parte, el sociólogo hondureño Rolando Sierra expresó  que la visita de López Obrador al país centroamericano establece «un vínculo» entre el Gobierno mexicano y la Administración de Castro, que comenzó el pasado 27 de enero.

«Históricamente ha habido buenas relaciones entre Honduras y México, pero esta es una nueva etapa, por primera vez dos gobiernos de tendencia izquierda y progresistas establecen relaciones entre sí, esto de alguna manera es un hito y una nueva etapa en las relaciones», subrayó Sierra.

El viaje del Jefe de Estado mexicano tiene un «significado importante» para Honduras por el acompañamiento que México puede dar al Gobierno de Castro, quien cumplió el fin de semana 100 días en el poder, indicó el también director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, capítulo Honduras.

Comentó que tras la visita de AMLO se  podría generar «mayor cooperación» de México hacia Honduras y más desarrollo comercial e inversión entre los dos países, para generar condiciones y oportunidades en la nación centroamericana.

Respeto y protección a migrantes

En un comunicado conjunto, Castro y López Obrador acordaron reactivar los mecanismos de diálogo político, impulsar un mayor dinamismo en la relación económica y profundizar la cooperación con vistas a «generar condiciones propicias para el bienestar de sus pueblos».

En ese sentido, en la primera visita oficial del presidente mexicano a Honduras, ambos jefes de Estados abordaron la movilidad humana como un elemento de vinculación cultural y económica entre la población migrante de los países de origen, tránsito y destino.

En conclusión, para los expertos la visita de AMLO marca «una nueva etapa» en la relación entre los dos países y queda de manifiesto que ambas naciones buscan el respeto y protección de sus migrantes.

AMLO cumplió una pequeña agenda de apenas horas en Honduras, pero su visita es de suma importancia en el renglón migratorio, uno de los temas preponderantes en la agenda de ambos países, según los expertos.