Hondureños asesinados y otros muertos en la ruta marcan fenómeno migratorio

0
551

México/Tegucigalpa – “Todos los días vivimos situaciones lamentables. Cada día tenemos hondureños asesinados, otros mueren al intentar cruzar el Río Bravo, compatriotas secuestrados y miles que están siendo retornados hacia el país. El centro a atención en Omoa, Cortés, está completamente desbordado”, dijo este sábado el embajador de Honduras en los Estados Unidos Mexicanos, Alden Rivera.

– Lo nuevo del fenómeno migratorio que la población que llega a México, en un 70 por ciento son núcleos familiares.

– Siete mil personas mensuales están siendo retornadas a Honduras, dijo Rivera.

Dijo que la tarjeta de visitantes por razones humanitarias, instrumento creado por la administración López Obrador para atender el fenómeno migratorio, fue clausurada el 28 de enero de este 2019.

“A partir de ese día lo que tenemos son operativos intensivos, los más intensivos que se han dado en toda la historia de la relación bilateral entre Honduras y México para poder detener a toda la población en situación de tránsito por territorio mexicano y trasladarlo a estaciones migratorias que hoy en día están completamente desbordadas”, explicó.

Subrayó que “estamos en una situación crítica, sumada a la presencia de una cantidad importante de cubanos, haitianos y población extracontinental que también está tratando de llegar a Estados Unidos por la vía de México, pero que rápidamente son detenidos por Migración”.

Rivera reiteró que los operativos del Instituto Nacional de Migración (INM) de México son los más intensos en toda la historia. “Tenemos más de 3 mil personas en la estación migratoria de Tapachula, alrededor de 2 mil 500 personas en Acayucan, Veracruz con grandes dificultades para poder atenderlas”.

El diplomático mencionó que al menos 500 hondureños están siendo retornados cada día.

“Lo único que están recibiendo los hondureños aquí en México son detenciones y el traslado bajo condiciones escasas, en cuanto a alimentación y atención médica, a estaciones migratorias”, desglosó.

Reveló que el 70 de las detenciones migratorias en México son núcleos familiares, 15 por ciento son menores no acompañados y el resto son adultos que viajan solos.

El embajador Rivera Montes declaró que la nueva estrategia del INM es mantener a la mayoría de su personal en un estrecho de 200 kilómetros. “Ya no está apostados en la frontera sur que tiene 1 mil 800 kilómetros entre México y Guatemala, si no que están en este estrecho, ahí ubican todos los oficiales de migración que detienen gente y los operativos son acompañados por la Policía Federal, por esto último ya presentamos varias quejas”, apostilló.

Lo anterior -según Rivera- no es consistente con el memorándum de entendimiento que en materia de aseguramiento y retornos seguros firmamos con México hace más de 10 años, “es decir los operativos deben ser realizados únicamente por oficiales de migración”.

Reprochó que incluso el INM realice operativos en el tren de carga, conocido como “La Bestia” y que es donde miles de migrantes se suben para acortar el camino a la Unión Americana.

“Por primera vez en toda la historia los operativos se están dando también en el tren, están bajando la gente del tren, les piden los documentos y los que no tienen papeles son asegurados por los agentes migratorios y llevados a las estaciones migratorias”, explicó.

Muertes de hondureños

Ante la concurrente muerte de migrantes hondureños en la ruta migratoria, el embajador refirió que en las últimas horas cuatro casos han conmovido a la opinión pública.

El primer es un caso de un connacional de 27 años, llamado Ricardo Israel Calderón, quien en Veracruz intentó abordar el tren en el momento que arrancaba. A este compatriota el 1 de mayo le amputaron su pierna izquierda y perdió varios dedos de su extremidad inferior derecha, luego de intentar escapar de un operativo de autoridades mexicanas.

“Luego tenemos el rescate de 66 personas que tuvieron en el municipio de Iztapalapa, cerca de Ciudad de México, ahí ellos fueron rescatados tras un secuestro por parte de criminales. Desafortunadamente dos de los cuatro delincuentes detenidos son hondureños y los otros dos mexicanos”, relató.

Por cada uno de los secuestrados pedían entre 2 mil 500 y 5 mil dólares a sus familiares en Honduras, Estados Unidos y otros países de Centroamérica.

Existe otro caso de nueve hondureños que trataron de cruzar el río Bravo en una balsa, pero cinco fueron rescatados y cuatro permanecen desaparecidos. “Esto es dolorosísimo, pero un menor de 10 meses fue encontrado muerto a la orilla del lado Estados Unidos y un adulto de 33 años fue encontrado ahogado en el lado de México”, lamentó.

Finalmente, citó el asesinato de tres hondureños en Reynosa, norte de México. “Este tipo de sucesos son los que estamos viviendo todos los días lastimosamente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here