Hondureños recuerdan a Lempira, héroe nacional

0
56

Tegucigalpa – Este martes 20 de julio se conmemora el día del señor de la sierra, el Cacique Lempira, quien luchó por defender a su pueblo de la dominación española en 1536 y fue declarado héroe nacional.

-Normalmente se le conoce como “Lempira”, pero su nombre fue “Erandique”, según la historia.

 Con diversas actividades, la mayoría de forma virtual a causa de la pandemia, los educativos del país conmemoran este día en honor a este héroe.

La historia marca un momento inolvidable para todos los hondureños que se sienten representados por el baluarte Indio Lempira, tras conmemorarse en esta fecha, el día de su muerte.

Como tradición, en diferentes centros educativos se realizan diversos actos culturales recordando la forma en que murió el héroe nacional al defender la tierra hondureña.

 Según la historia, normalmente a este hombre ejemplo de valentía, se le conoce como “Lempira”, pero su nombre fue “Erandique”, un indígena de origen Lenca y mediana estatura que desde muy joven mostró gran valor y amor entrañable por su pueblo, su tierra, sus leyes y sus costumbres.

Cabe resaltar, que el departamento de Lempira, fue nombrado en su honor; del mismo modo, la moneda nacional de Honduras recibió el nombre del caudillo indígena.

 Las festividades se extienden extra fronteras al punto que el condado de Miami-Dade en Estados Unidos ha decretado este día como Día del Hondureño en honor a la comunidad migrante de nacionalidad hondureña.

Este es el cuarto año consecutivo que los migrantes en Miami celebran el Día del Hondureño, proclamado desde 2017.

Lempira fue un capitán de guerra del pueblo de los lencas que luchó contra los españoles durante la década de 1530, en los documentos escritos durante la conquista española, es mencionado con el nombre de El Lempira.

Era un indígena de origen Lenca, de buena estatura, de espalda ancha, de gruesos miembros y con la particularidad de tener el dedo pulgar de la mano izquierda más corto que el de la derecha. Era bravo y desde muy joven mostró gran valor, sentía un amor entrañable por su pueblo, su tierra, sus leyes y sus costumbres.

De acuerdo a datos históricos, su nombre proviene de la palabra Lempaera, que a su vez procede de dos vocablos de la lengua lenca: de lempa, que significa «señor» -título de alta dignidad o jerarquía-, y de era, que significa “cerro o sierra”. Así pues, Lempira, vendría a significar “Señor de la sierra” o “Señor del cerro”.