Hospitales rurales al borde del colapso en Honduras

0
181

Tegucigalpa – Desde hace varias semanas los hospitales capitalinos se han reportado al 100 % o más de su capacidad en la atención de pacientes COVID-19, pero un informe de la Secretaría de Salud (Sesal) revela que los hospitales rurales se encuentran al borde del colapso, algunos como el Hospital Manuel de Jesús Subirana de Yoro funciona con más del 120 % de su capacidad.

-Los hospitales de la capital hacen lo propio, pero la mayoría trabaja al 100 % o más de su capacidad.

-A causa de la crisis sanitaria en Honduras surgen propuestas como un megacentro de estabilización y la incorporación de estudiantes como vacunadores.

Al respecto, el último boletín sobre ocupación hospitalaria en la red pública del país centroamericano señala que dicho hospital funciona al 122 % de su capacidad en la sala COVID-19.

El informe oficial detalla que la sala COVID-19 del Hospital de Occidente funciona al 92 % mientras que la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) se encuentra al 95 %.

Entre tanto, la sala COVID-19 del Hospital San Francisco de Olancho funciona al 98 %, mientras que el Hospital del Sur reporta su UCI al 100 % y su sala COVID-19 al 88 %.

En ese orden el Hospital Roberto Suazo Córdova del departamento de La Paz, se encuentra al 97 % de su capacidad en su sala COVID-19.

En igual porcentaje se encuentra la sala COVID-19 del Hospital Enrique Aguilar Cerrato de La Esperanza, Intibucá.

En un 96 % se encuentra en este momento la sala COVID-19 del Hospital San Lorenzo del departamento de Valle, añade el informe.

De igual manera el Hospital de Santa Bárbara reporta su sala COVID-19 al 88 % de su capacidad de atención.

Los anteriores son solo algunos de los hospitales de la red de salud pública del país que están al borde del colapso a causa de la alta incidencia de casos COVID-19.

La capital hace sobreesfuerzos

Mientras los hospitales rurales del país hacen lo propio para contener la pandemia, los hospitales capitalinos realizan un sobreesfuerzo y trabajan al 100 % o más de su capacidad.

Al menos 17 personas fallecieron bajo sospechas de COVID-19 en los cinco hospitales de la capital Tegucigalpa, informaron este lunes sus autoridades que confirmaron que las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se encuentran rebasadas.

Nueve fallecimientos registra el Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), también conocido como Hospital del Tórax, los decesos corresponden a las últimas 72 horas, también reporta 135 pacientes hospitalizados, por lo que su ocupación es de 98.54 % y 100 % en la Unidad de Cuidados Intensivos.

El Hospital Escuela (HE) comunicó cinco fallecimientos, también 140 personas internas y la Unidad de Cuidados Intensivos está al 100 %, además tres pacientes son  pediátricos y tres mujeres embarazadas.

En el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), se registran dos muertes en las últimas horas, aquí hay 163 pacientes internos, 13 en la UCI y 230 permanecen por enfermedades distintas al COVID-19.

Por su parte el Hospital María, Especialidades Pediátricas, reportó una muerte y su ocupación es del 100% en la sala de adultos y 92 % en pediatría, las UCIs de mayores y pediátricos están al 100 %.

No se registran decesos en el Hospital General San Felipe, que cuenta con 92 pacientes hospitalizados, cuando su capacidad instalada es de 80 camas, su ocupación de la Unidad de Cuidados Intensivos es de 100 %.

Urge centro de estabilización

Un gran centro de estabilización de pacientes COVID-19 urge que se instale en la capital, dijo este lunes la doctora Suyapa Soca, ante el  imparable incremento de casos.

Indicó que la instalación del centro debe de hacerse a la brevedad posible y tener todas las condiciones para atender a la población que llega grave y que necesite un cupo en un hospital.

En “el turno de esta mañana el Instituto Nacional Cardiopulmonar recibió cinco ingresos de pacientes que estuvieron seis días en centros de triaje con una neumonía al 100 por ciento y es imposible que sean atendidos así en un triaje, ahorita ya están saturando en un 70 por ciento”, detalló.

Agregó que otro de los pacientes solo ingresó al centro hospitalario y falleció, había estado seis días ingresado en un triaje y tenía una dosis de la vacuna de Moderna.

“No podemos seguir esperando que pase el tiempo porque estos pacientes necesitan de medicamentos especiales que no hay en los triajes”, argumentó.

 Estudiantes deben ayudar

Entre tanto la situación se torna crítica en el manejo de la pandemia en Honduras, surgen propuestas como la del Colegio de Microbiólogos de Honduras quienes consideran que se debe incluir a los estudiantes de tercer año de la carrera de medicina y de enfermería se deben incorporar como vacunadores en la siguiente jornada de inoculación.

“La propuesta es que puedan incorporar a esta campaña de vacunación a todos los estudiantes de tercer año de enfermería y de medicina”, declaró a periodistas en Tegucigalpa.

De esta manera se podrán aplicar las vacunas guardadas, razonó la portavoz del Colegio de Microbiólogos de Honduras.

Honduras con más de 9 millones de habitantes prevé vacunar a 7 millones de personas mayores de 12 años para lograr la inmunidad de rebaño.

Sin embargo, algunas proyecciones médicas hablan que si se continúa al actual ritmo de trabajo se podría tardar varios años en lograr dicha meta.