HRW: Ejército de Camerún aún viola DDHH de civiles en conflicto separatista

0
192

Nairobi – Las Fuerzas Armadas de Camerún siguen cometiendo graves violaciones de derechos humanos sobre la población civil en sus operaciones contra la insurgencia armada separatista que opera en las zonas anglófonas del país, denunció hoy la organización Human Rights Watch (HRW).

«Una vez más, vemos que (las Fuerzas de Seguridad de Camerún) están respondiendo a la amenaza de los grupos separatistas con ataques a los civiles y con sus propias graves violaciones de derechos humanos», dijo en un comunicado difundido este lunes Ilaria Allegrozzi, investigadora de la organización.

Según HRW, entre los pasados 8 y 9 de junio, los cuerpos de seguridad cameruneses asesinaron a dos civiles y violaron a una mujer de 53 años, además de destruir y saquear 33 casas y establecimientos y el palacio de un líder tradicional de la región del Noroeste.

Desde el inicio del conflicto independentista en 2016, destaca la organización, las Fuerzas Armadas del país han cometido «regularmente violaciones de derechos humanos» durante sus operaciones contra los insurgentes que reclaman la independencia de las regiones del Noroeste y Suroeste, de mayoría anglófona (a las que bautizan con el nombre de Ambazonia), que representan el 20 % de Camerún.

HRW envió estas informaciones y algunas preguntas por correo electrónico al portavoz del Ejército, el comandante Atonfack Guemo, pero no obtuvo respuesta.

La organización también denunció la violencia contra la población perpetrada por los insurgentes separatistas, que mataron a un niño de 12 años el pasado 6 de junio y a un profesor de 51 años el 1 de julio en la región Suroeste, además de secuestrar a cuatro trabajadores humanitarios durante una noche entera el pasado 25 de junio en la región Noroeste.

HRW ha documentado, asimismo, numerosos ataques contra instituciones educativas en estas regiones desde 2017, después de que se sumaran a este conflicto grupos armados como las Fuerzas de Defensa de la Ambazonia (ADF).

Camerún fue colonia británica y francesa hasta 1960, cuando se independizó de ambas potencias e instauró un Estado federal que perduró hasta la celebración del referéndum de 1972 que dio luz verde a su unificación.

Desde entonces, el inglés y el francés son idiomas cooficiales y conviven junto a otras 250 lenguas nativas.

No obstante, en octubre de 2017, varias protestas pacíficas de profesores y funcionarios de justicia que pedían el uso del inglés en los tribunales y en los colegios fueron violentamente reprimidas por las fuerzas de seguridad, lo que provocó el nacimiento de grupos separatistas.

Desde entonces, más de 180.000 personas han sido desplazadas por las operaciones de contrainsurgencia de los militares cameruneses, a quienes organizaciones como HRW o Amnistía Internacional acusan de matar civiles y arrasar aldeas.