Iglesia Católica ora por los enfermos y por el fin de la pandemia en Honduras

0
874

Tegucigalpa – La Iglesia Católica celebró este sábado en el atrio de la Basílica Menor de Suyapa, la misa del Santo Rosario para pedir a Dios por los enfermos y por el fin de la pandemia del COVID-19.

– “Doblega esa soberbia diabólica”, manifestó el prelado al referirse a quienes todavía discriminan a las personas contagiadas con el coronavirus.

El Santo Rosario fue encabezado por su eminencia reverendísima cardenal Óscar Andrés Rodríguez, con la participación del vicario de la Iglesia Católica, padre Carlomagno Núñez y algunos empleados del sector salud.

Rodríguez refirió que, en los últimos meses, el COVID-19 se convirtió en una pandemia mundial y los países se vieron obligados a tomar medidas radicales para frenar la propagación de la infección y la crisis es tan grande que nos hace sentir muchas veces impotentes, pero tal vez cuando más débiles nos sentimos es cuando es más fácil reconocer nuestra necesidad de orar.

“La oración es la forma en que demostramos nuestra fe y confianza que Dios tiene al mundo entero en sus manos”, señaló el líder religioso que por eso se presentas estas oraciones a los pies de la Virgen de Suyapa que es madre de todos los hondureños y que intercede por nosotros.

Rodríguez pidió por los ancianos que sufren enfermedades crónicas para que el Señor los libre de la infección, asimismo, clamó por ayuda para los pobres, especialmente para aquellos que no tienen un médico, por los jóvenes y por aquellos que se sienten fuertes y que Dios les de la protección necesaria para evitar que propaguen involuntariamente la enfermedad, y que los inspire para ayudar a los que más lo necesitan.

“Madre del cielo, te rogamos por todos nuestros gobiernos a nivel municipal y nacional, Señor ayuda a nuestros funcionarios a tomar decisiones sabias, mientras asignan los recursos necesarios para combatir esta pandemia”, expresó el prelado.

Pidió por las personas que se encuentran sin hogar, por aquellos que se encuentran en refugios, quienes están pasando por pruebas muy duras en este tiempo, para que Dios les dé sabiduría para que en la medida de lo posible se mantenga el distanciamiento social, asimismo, protección contra las enfermedades, provisión para cubrir las necesidades, ayuda a los gobiernos para que puedan proporcionar refugios de aislamiento en todas las ciudades.

“También pedimos por viajeros internacionales atrapados en países extranjeros, ayúdalos a regresar a su casa de manera segura y rápida. Te pedimos por nuestros hermanos misioneros en todo el mundo, especialmente aquellos que se encuentran en zonas con altas tasas de infección, ayúdales a llevar tu evangelio y a compartir palabras de esperanza, equípalos para amar y servir a los que los rodean, hacerlo con gozo en el corazón”, manifestó el cardenal.

Asimismo, pidió por aquellos que todavía siguen discriminando a sus hermanos, por aquellos que llenos de soberbia no permiten que en algunos locales se puedan recibir a los que están sufriendo. “Doblega esa soberbia diabólica, te pedimos por los trabajadores que están enfrentando despidos y dificultades financieras, llénalos de tu paz y líbralos del pánico y la angustia; inspira a tu iglesia para ayudar generosamente en estos tiempos de gran necesidad”, acotó el purpurado.

Pidió también por las familias con niños pequeños en casa, para que Dios ayude a las madres y a los padres para estar unidos en el cuidado de sus hijos, para que les dé paciencia y creatividad y para que proteja a los niños de cualquier abuso o maltrato y rogó especialmente por las madres solteras para ver su necesidad y extenderles una mano de ayuda.

“Oramos por los padres de familia que no pueden quedarse en casa, pero deben encontrar cuidado para sus hijos, abre puertas para que encuentren lugares seguros para sus pequeños; pedimos por aquellos que necesitan terapias y tratamientos médicos regularmente y que por ahora deben posponerse, preserva su salud y ayúdales a mantenerse pacientes y sin desánimo”, agregó.

El religioso también pidió por los líderes empresariales que han sido generosos en esta pandemia para que sigan tomando decisiones que a veces son difíciles, que afectan la vida de sus empleados por ello pidió al Señor que les dé sabiduría a esos hombres y mujeres y que toque sus corazones para ayudarles a ser líderes dispuestos a sacrificarse por el bien del prójimo.

Pidió igualmente por la iglesia, los obispos, sacerdotes y laicos que se enfrentan a los desafíos del distanciamiento social y para que Dios les ayude a imaginar creativamente cómo pastorear a su pueblo y seguir predicando su amor y su evangelio.

Asimismo, rogó por todos los estudiantes, de los que muchos están pasando por tiempos de incertidumbre, teniendo que aprender nuevas formas de estudio y para muchos los procesos de admisión al siguiente ciclo escolar han sido suspendidos, para otros su graduación es incierta, por que pidió a Dios que les ayude a ver que, aunque tengan no tengan muchas certezas pueden poner toda su confianza en el Señor. “Ten misericordia de esta Honduras, libranos de esta pandemia”, oró.

Finalmente, rogó por los empleados de la salud, a quienes Dios ha llamado para prestar un servicio a los demás, especialmente pidió que los libre de todo mal y los proteja de la infección, y para que el Señor cuide a sus familias y se entregue cada vez más ayuda a los hospitales.

“Protege y preserva su salud, mantén a sus familias seguras y saludables, ayúdales a estar bien informados sobre el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, así como sobre las medidas de seguridad que deben seguir por su propio bien y por el bien de todos, ayúdales a mantener una mentalidad clara y positiva en medio del pánico y las circunstancias difíciles que los rodean, líbralos de la ansiedad y la preocupación por sus propios seres queridos, llena sus corazones de paz, dales compasión por cada pacientes bajo su cuidado, te suplicamos que proveas para ellos financieramente especialmente si se enferman y no son capaces de trabajar”, apostilló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here