Inician campaña a favor de hondureño golpeado en posible ataque racista

0
1430
Según el Departamento de Policía de Longmont, al norte de Denver, el ataque sucedió el pasado domingo 9 de agosto.

Denver (CO) – Grupos proinmigrantes de Colorado iniciaron este viernes una campaña de donaciones a favor del hondureño Jorge Rodríguez, quien fue golpeado brutalmente en lo que se sospecha fue un ataque de índole racista que le ha dejado serias secuelas.

Según el Departamento de Policía de Longmont, al norte de Denver, el ataque sucedió el pasado domingo 9 de agosto cuando un hombre blanco, que no ha podido ser detenido por las autoridades, tocó la bocina de su automóvil a Rodríguez, quien se hallaba aparcado en el estacionamiento de una licorería contando el cambio.

El atacante luego siguió al hondureño, le cerró el paso, se bajó de su vehículo y sacó a Rodríguez de su carro por la fuerza y lo golpeó hasta dejarlo con la nariz quebrada y la posibilidad de dejarlo sin visión en uno de sus ojos.

Según Rodríguez, dos mujeres se sumaron al ataque y usaron expresiones en contra de los inmigrantes. El ataque terminó cuando la acompañante del agresor, una mujer embarazada, se interpuso entre él y Rodríguez.

El sospechoso, un hombre blanco de unos 30 años, no ha sido identificado por los agentes.

«Jorge es el capataz de una empresa de construcción. Es muy trabajador. Va a necesitar cirugía en su ojo. Y su vehículo resultó dañado durante el ataque», explicó Joshua Stallings, de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Colorado (CIRC) y coordinador de la campaña de ayuda a Rodríguez.

«Jorge no puede regresar a trabajar y necesita ayuda para cubrir sus gastos básicos», agregó, sobre los 25.000 dólares que requiere como mínimo el hondureño para el tratamiento al que tendrá que ser sometido.

Hasta este mediodía la campaña ya había reunido poco más de 17.000 dólares.

La policía de Longmont catalogó el episodio de «asalto corporal», pero el caso podría elevarse a «crimen de odio» una vez que terminen las averiguaciones y entrevistas correspondientes.

«Vamos a asegurarse que sea clasificado como crimen de odio y que esta clase de cosas ya no sucedan otra vez», dijo Stallings.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here