Instan al Gobierno de Biden a aumentar la cuota anual de refugiados

0
89

Washington – Cientos de funcionarios elegidos, exrefugiados y dirigentes religiosos instaron este martes al Gobierno del presidente Joe Biden a que aumente de inmediato la cuota de refugiados que Estados Unidos acepta cada año.

El Gobierno del hoy expresidente Donald Trump (2017-2021), que aplicó una política migratoria restrictiva, redujo a 15.000 el número anual de refugiados aceptados.

Hace dos meses Biden presentó al Congreso un plan para aceptar hasta 62.500 refugiados en el periodo fiscal 2021, pero el presidente hasta ahora no ha firmado el decreto sin que haya explicaciones por la demora.

Más de 120 funcionarios elegidos para cargos municipales y estatales de 35 estados enviaron una carta a Biden señalando que mientras el presidente no firme formalmente su propuesta, “el Gobierno seguirá dejando a decenas de miles de refugiados en situaciones que amenazan la vida».

Asimismo, más de 260 exrefugiados enviaron su carta al presidente indicando que «cada día que pasa sin una revisión de la decisión presidencial deja a cientos de familias refugiadas en el limbo de campamentos a la espera de reunirse con sus seres queridos en Estados Unidos».

Por su parte, Rick Santos, presidente de Church World Services, urgió a Biden a firmar de inmediato el decreto apuntando que mientras eso no ocurra los «refugiados que ya han sido aprobados para que viajen pierden su esperanza”

“Para quienes necesitan desesperadamente el reasentamiento no hay tiempo que perder», enfatizó.

Hans Van de Weer, vicepresidente del Comité Internacional de Socorro, dijo que estas cartas «expresan el compromiso de los firmantes para albergar a los refugiados en sus comunidades».

La cuota de refugiados que admite el Gobierno de Estados Unidos cada año, por decisión del Poder Ejecutivo, alcanzó un máximo de 235.000 personas en 1980, bajó a 65.000 en 1986, volvió a incrementarse a 140.000 en 1994 y fue de 85.000 en el año fiscal 2016.

El Gobierno de Trump redujo la cuota drásticamente en cada uno de sus cuatro años.