Interceptadas 200 personas y devueltas a Libia pese a no ser «un país seguro»

0
160

Túnez.– Patrulleras de la Guardia Costera de Libia interceptaron hoy varios botes neumáticos que navegaban a la deriva con cerca de 200 personas a bordo y las devolvieron a ese país pese a estar considerado «un lugar no seguro», denunció la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

Según la citada agencia, vinculada a la ONU, una vez desembarcados, los migrantes, en su mayoría procedentes del Sahel y de otros países del África Subsahariana, recibieron los primeros auxilios y fueron entregados a funcionarios del ministerio de Interior del nuevo Gobierno Nacional de Unidad transitorio (GNU), que los condujeron a centros de detención.

«Desde el inicio de 2021, alrededor de 8.000 personas han sido interceptadas o rescatadas (en el mar) y devueltas a Libia. La mayor parte de ellas son después arrestadas de forma arbitraria», explicó la OIM antes de implorar una vez más «a los Estados que vuelvan a desplegar sus buques en la zonza de salvamento SaR del Mediterráneo Central para reducir la pérdida de vidas en el mar».

El jueves, al menos 17 migrantes, procedentes en su mayoría del Sahel y otros países del África Subsahariana, desaparecieron entre las olas al naufragar el bote neumático con el que pretendían cruzar el mar y llegar a las costas de Italia.

La Media Luna Roja explicó este viernes a Efe que el bote había salido la madrugada del mismo jueves de una de las playas que rodean la ciudad libia de Zawiya, uno de los principales núcleos de actividad de las mafias que se lucran con el contrabando de personas, y se hundió frente a la costa de Túnez después de navegar decenas de kilómetros a la deriva en dirección oeste azotada por fuertes vientos.

En el cayuco viajaban 19 personas, dos de ellas dos mujeres procedentes de Nigeria que fueron rescatadas por una de las patrulleras de la Guardia Costera tunecina y trasladadas a la ciudad de Zarzis, en la costa, donde recibieron los primeros auxilios antes de ser enviadas a un centro de acogida.

SEGUNDO NAUFRAGIO MORTAL FRENTE A TÚNEZ

Este es el segundo naufragio mortal que se produce este año frente a las costas de Túnez después de que el pasado 17 de abril un total de 41 personas, entre ellas una decena de mujeres y un niño de corta edad, murieran ahogadas frente a ciudad meridional portuaria de Sfax, en el que es hasta el momento el peor naufragio ocurrido en 2021 frente a las playas tunecinas

Según la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), alrededor de 23.500 personas han logrado cruzar este año de forma irregular el Mediterránea en cayucos y otras embarcaciones precarias y arribar a las costas de Italia y España gracias a mafias que actúan en Túnez, Argelia, Libia y Marruecos.

ACNUR señala, asimismo, que 633 han desaparecido en el mar, la mayoría en la llamada ruta del Mediterráneo Central, que parte de Túnez y Libia rumbo a Italia y que está considerada una de las más mortíferas del mundo

De acuerdo con la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), más de 7.000 personas migrantes han sido interceptadas por patrulleras de Libia en 2021 y retornadas a este país pese a estar considerado «un lugar no seguro», en su mayoría procedentes del Sahel y el África Subsahariana.

Otras 157 han muerto ahogadas y 349 han desaparecido en naufragios ocurridos en esta ruta, que conecta las playas de Libia con las costas de Italia y Malta.