Jóvenes «soñadores» afrontan múltiples obstáculos para aplicar a DACA

0
3717
El Tribunal Supremo volvió hoy a desestimar intervenir en la disputa sobre el programa migratorio de Acción Diferida (DACA), que actualmente protege de la deportación a 690.000 jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores". EFE/Archivo

Tucson (AZ) – Jóvenes indocumentados que tratan de aplicar por primera vez a la Acción Diferida se encuentran con múltiples obstáculos para conseguir la documentación que les exige el gobierno, a la vez que se hallan a la expectativa de lo que una corte federal en Texas pueda decidir con este programa creado en 2012.

«Todos los días estamos teniendo llamadas de jóvenes que están tratando de aplicar por primera vez a la protección del programa de DACA, el problema es que para muchos lo más difícil es conseguir rápidamente la documentación que el gobierno les solicita para comprobar su estancia en los Estados Unidos», dijo a Efe Karina Ruiz, presidenta de la Coalición del Acta Sueño en Arizona.

Para poder aplicar al programa de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), los jóvenes indocumentados deben comprobar a la administración federal que han estado el 15 de junio de 2012 y llegaron antes de cumplir los 16 años de edad.

Para comprobarlo muchos de estos jóvenes deben obtener sus récords escolares, un proceso que puede ser largo y que se ha complicado más por la pandemia del covid-19.

Otros documentos que pueden servir son registros médicos o recurrir a cartas certificadas de maestros, vecinos o conocidos que certifiquen bajo la ley que los conocen y que estaban presentes en el país en esas fechas.

«A veces conseguir todos estos documentos no es fácil, algunos distritos escolares tienen lista de espera», dijo Ruiz.

Los días festivos de la celebración de la Navidad y el Fin de Año también viene a complicar este proceso ya que los distritos escolares cierran y no reinician sus operaciones hasta enero.

TRÁMITES EN MEDIO DE LA PANDEMIA

La Coalición del Acta Sueño en Arizona está tratando de ayudar al mayor número de jóvenes para llenar su solicitud, sin embargo la pandemia ha venido a complicar las cosas ya que solamente pueden atender una persona prácticamente cada hora, manteniendo las medidas de seguridad recomendadas.

Las redes sociales se han convertido en una de sus mejores armas para tratar de mantener informados a los jóvenes y tratar de responder la mayoría de sus preguntas.

«Estoy teniendo problemas para conseguir mis récords escolares especialmente del tiempo que estudie en California, es difícil que te contesten las llamadas, lo correos electrónicos, espero tener mejor suerte esta semana, pero me temo que no me contesten hasta el próximo año», dijo Raúl Gonzales, inmigrante mexicano 21 años de edad.

Relató que aunque está tratando de juntar los documentos lo más rápidamente posible se le ha dificultado especialmente por haber vivido en California y ahora en Arizona.

«Estamos tratando de contactar a todas las personas que me conocen, algunos de inmediato han aceptado ayudarme con cartas», dijo el joven, quien llegó a Estados Unidos cuanto tenía solo cuatro años de edad.

Otro problema que están enfrentando los jóvenes indocumentados que aplican por primera vez a DACA es la falta de recursos económicos, en especial en vista de que la pandemia ha dejado a muchos desempleados El formulario cuesta 495 dólares y algunos abogados están cobrando hasta 2.000 dólares por asesoría y llenar la documentación necesaria para aplicar.

«DACA puede cambiar mi vida y la de mi familia, me puede dar la oportunidad de seguir mis estudios, de conseguir un trabajo, inclusive tener una licencia de conducir», recordó Gonzales.

El joven indicó que toda su familia le está ayudando para juntar el dinero, inclusive ha vendido algunos de sus objetos personales para recaudar el dinero lo más rápidamente posible.

DACA EN CORTE FEDERAL

Como muchos otros, Gonzales quiere mandar cuanto antes su aplicación en vista de que una corte federal en Texas, que empezará el martes sus audiencias, podría poner un alto al programa.

En 2017, la Administración del ahora presidente saliente, Donald Trump, anunció el fin de DACA y rechazó nuevas aplicaciones y desde entonces se estima que alrededor de 300.000 jóvenes se han quedado fuera de recibir esta protección.

Tras una larga lucha legal, a principios de este mes un juez en Nueva York obligó a la administración federal a comenzar a recibir nuevas aplicaciones de DACA, abriendo una puerta de esperanza para jóvenes como Gonzales.

Sin embargo, el caso legal en Texas se convierte en una nueva amenaza para los «soñadores», como también se conoce a los beneficiarios de DACA.

Texas, junto a otros ocho estados, han pedido poner fin a DACA ya que alegan que agota recursos económicos estatales para la educación, la salud y cuestiona la legalidad del programa.

DACA actualmente protege de la deportación a 650.000 jóvenes migrantes en todo el país.

Durante su campaña, el presidente electo, el demócrata Joe Biden, prometió ayudar a los jóvenes «soñadores», así como impulsar una reforma migratoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here