La Alta Costura se prepara para una pasarela de estrenos tras la crisis

0
174
EFE/EPA/IAN LANGSDON/Archivo

París – La Alta Costura ha aprovechado el último año de inestabilidad en la industria de la moda para recargar las pilas y este lunes vuelve a la pasarela con grandes momentos, como el regreso de Balenciaga tras más de 50 años, y la colaboración de Jean-Paul Gaultier con nuevos creadores.

Tras un año sin desfiles, el calendario oficial de la Federación de Alta Costura y Moda, que es el organismo organizador, incluye hasta ocho pasarelas presenciales, posibles por la mejora de la situación sanitaria en Francia, que se mantiene de momento estable con escasos contagios a nivel nacional pese a la variante delta.

Las grandes «maisons» como Dior, Chanel, Jean-Paul Gaultier, Balenciaga, Zuhair Murad, Giorgio Armani Privé y Vaishali S. presentan de forma física sus colecciones otoño-invierno 2021/2022 entre el lunes y el jueves, si bien la mayoría de la treintena de marcas de esta edición mantiene el formato virtual.

Entre todas ellas, Balenciaga y Jean-Paul Gaultier se llevan toda la atención.

Para la primera, este será su primer desfile de Alta Costura en 53 años, desde que el diseñador español Cristóbal Balenciaga cerrara su taller, poco antes de morir.

La firma había trabajado únicamente en el prêt-à-porter desde que fue relanzada en los años 1980 -hoy es propiedad del gigante francés del lujo Kering-, pero su diseñador, Demna Gvasalia, anunció en 2020 su deseó de recuperar la línea de costura.

La particularidad de este sector son los estrictos requisitos impuestos por la federación para ser considerado oficialmente «Haute Couture». Entre ellos que las creaciones estén hechas a mano y a medida, lo que exige cientos de horas de trabajo; y también que los talleres cuenten con un mínimo de artesanos.

La fantasía, la capacidad de innovación y la maestría en la costura priman con unos precios estratosféricos, lo que hace que estos diseños solo estén al alcance de unos cientos de personas en el mundo, concebidos a veces para su mera contemplación.

Será también la ocasión de ver la esperada colección de la japonesa Chitose Abe, diseñadora de Sacai, al frente de Jean-Paul Gaultier, que tras retirarse en 2020 ahora deja su nombre en manos de jóvenes talentos para que aporten su propia interpretación de la marca.

El desfile de Abe para Gaultier tenía que haberse celebrado en julio de 2020, pero la pandemia ha retrasado esta presentación todo un año.

Otra marcas como Fendi, Maison Margiela, Schiaparelli o Stéphane Rolland dan a conocer sus colecciones a puerta cerrada en pequeñas presentaciones con invitados y compradores, aunque en paralelo mantienen el formato virtual, difundido a través de la Federación en internet y en las redes sociales.

También en vídeo muestran en qué han estado trabajando diseñadores como Giambattista Valli, Rahul Mishra, Julie de Libran, Viktor & Rolf, Iris Van Herpen o Alexandre Vauthier, cuyos desfiles virtuales se sucederán hasta el jueves.

La italiana Valentino no figura en el calendario en esta ocasión tras la decisión de presentar su colección de Costura en Venecia.

En paralelo, y fuera de la agenda oficial, la firma Alaïa regresa este domingo por la noche a la pasarela por primera vez desde la muerte en 2017 del creador tunecino Azzedine Alaïa con las creaciones de Pieter Mulier, nuevo director de la marca, conocido por haber sido durante años la mano derecha de Raf Simons.