La Cámara de Comercio de las Minorías repartirá 7 mil 500 juguetes en Honduras

0
281
"Con esta campaña queremos que el hondureño repatriado pueda tener una guía durante estas fechas tan duras y ser un apoyo para las familias que se han visto obligadas a retornar a su país, señaló en unas declaraciones a Efe el director ejecutivo de la Cámara, Doug Mayorga. EFE/Esteban Biba/Archivo

Miami – La Cámara de Comercio de las Minorías de Estados Unidos repartirá esta Navidad aproximadamente 7.500 juguetes a las familias deportadas recientemente a Honduras para recordarles que durante estas fechas «no han sido olvidadas por la población estadounidense».

La campaña anual «Esperanza para las Navidades», este año dedicada a niños y adolescentes hondureños, recoge juguetes, ropa, bicicletas o tarjetas regalo que serán distribuidos en 17 ciudades del país a través de organizaciones benéficas e iglesias durante los días 23 y 26 de diciembre.

Según las estimaciones de la organización, la cantidad de regalos que recogerá la iniciativa, que comenzó la semana pasada y que finaliza este jueves, será suficiente para «asegurarse de que todos los niños que han sido deportados a Honduras en los últimos seis meses con o sin sus familias reciban un presente durante el periodo vacacional de parte de Estados Unidos».

«Con esta campaña queremos que el hondureño repatriado pueda tener una guía durante estas fechas tan duras y ser un apoyo para las familias que se han visto obligadas a retornar a su país, señaló en unas declaraciones a Efe el director ejecutivo de la Cámara, Doug Mayorga.

«La Navidad y la Noche Vieja siguen siendo los fechas más duras para aquellos que, por alguna razón u otra, han sido deportados después de llevar meses en los centros de detención estadounidenses, y necesitamos sanar esos tristes recuerdos con la generosidad de los Estados Unidos de América», aseveró Mayorga.

La Cámara de Comercio de las Minorías de Estados Unidos es una organización con sede en Miami y sin ánimo de lucro que ayuda a los emprendedores de familias deportadas a abrir negocios y encontrar empleos.

Con esta iniciativa quiere que «los jóvenes refugiados tengan el apoyo que necesitan para recuperarse, continuar su desarrollo y que puedan aferrarse a los placeres de la niñez».

«Es increíble cómo entregar un simple juguete a un niño puede cambiar la perspectiva y las circunstancias», dijo en un comunicado la coordinadora de la Cámara para Honduras, Verónica España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here