La etnia hondureña Tolupán ha perdido varios líderes en defensa de sus tierras

0
146
Ramón Santiago Matute, secretario del Consejo Preventivo de Tribus, muestra parte del muro destruido donde se está construyendo la Radio Dignidad Tolupana, el 4 de junio de 2021, en San Francisco Locomapa (Honduras). EFE/Germán Reyes

San Francisco Locomapa (Honduras) – El reclamo exigiendo el respeto a sus derechos ancestrales que desde hace varios años demanda la etnia Tolupán, en el norte de Honduras, le ha costado la vida desde 1990 a más de una decena de sus líderes en San Francisco Locomapa.

Una de las tolupanes asesinadas, el 25 de agosto de 2013, fue María Enriqueta Matute, madre de Celso Alberto Cabrera, directivo del Consejo Preventivo de Tribus, a quien el pasado 10 de mayo le incendiaron su casa en San Francisco Locomapa, según relató a Efe.

«Primero asesinaron a mi madre que se llamaba María Enriqueta Matute y a los amigos Ricardo Soto y Armando Fúnez», subrayó Cabrera mientras mostraba los escombros de lo que fue su modesta casa, consumida por el fuego, a plena luz del día.

Entre los escombros asoman láminas de zinc retorcidas, los resortes de la cama en que dormían Cabrera y su mujer, que espera un quinto hijo; un par de ollas y el fogón en el que cocinaban sus alimentos.

Cabrera recordó que con su mujer y sus hijos pudieron salir de la casa, sin poder rescatar nada de sus pocas pertenencias.

«Salí solamente con la ropa que tenía puesta y un par de chancletas», dijo el indígena tolupán, quien además reiteró que su etnia lo único que exige es que respeten su derecho a las tierras ancestrales, que son una herencia de 1864 que les dejó el sacerdote Manuel de Jesús Subirana.

DESTRUYEN MURO DE LO QUE SERÁ LA RADIO DIGNIDAD TOLUPANA

La casa de Cabrera se localiza a la par del predio en el que los tolupanes de San Francisco Locomapa están construyendo la Radio Dignidad Tolupana, cuyo muro, en su parte frontal, fue destruido el 10 de mayo por individuos afines al empresario de la madera Wilder Domínguez, según denuncias de los afectados.

Cabrera indicó que hay un video que registra los daños al muro de la Radio Dignidad -que todavía no ha salido al aire- y los otros hechos violentos del 10 de mayo.

«Los agresores, con machetes, armas de fuego y piedras entraron violentos, nos quitaron las banderas que teníamos aquí en nuestro campamento y las quemaron, y nos insultaron», indicó a Efe la tesorera del Consejo Preventivo de Tribus, Ángela Murillo, quien además denunció que ha sido amenazada de muerte.

Añadió que el mismo día que destruyeron el muro de la radio y le quemaron la casa a Cabrera, a ella la amenazaron.

«Me dijeron que iban ir a mi casa a sacarme, que me violarían y que me iban a meter fuego con toda mi familia, y un montón de cosas más», afirmó.

Murillo expresó que los tolupanes están «dispuestos a morir en defensa de sus derechos ancestrales» y lamentó que los crímenes contra su etnia sigan impunes.

LA RADIO SERVIRÁ PARA EDUCAR AL PUEBLO TOLUPÁN

La lucha de los tolupanes de San Francisco Locomapa en defensa de los bosques, minerales y fuentes de agua de su entorno es acompañada por el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MAJD, no gubernamental), que ha denunciado múltiples violaciones contra la etnia, que habita en varios puntos del departamento de Yoro y el norte de Francisco Morazán.

El Consejo Preventivo de Tribus se comenzó a organizar en 1990 en San Francisco Locomapa a raíz de que miembros del Consejo Directivo de Tribu se han aliado con empresarios de la madera, que vienen explotando el bosque desde hace más de medio siglo.

La destrucción del muro de lo que será la Radio Dignidad Tolupana ha paralizado temporalmente la construcción de sus instalaciones, pero según dijo a Efe una fuente del MAJD, «pronto se reanudarán los trabajos con el apoyo de la población».

Cabrera, quien expresó que por «la pobreza» de sus padres no pudo asistir a la escuela, considera que «la radio comunitaria que tendrá San Francisco Locomapa ayudará a educar a los niños y les enseñará cuáles son sus derechos y que hay que defenderlos».

TOLUPANES SE SIENTEN AGREDIDOS POR EL ESTADO

El secretario del Consejo Preventivo de Tribus, Ramón Santiago Matute, indicó a Efe que empresarios de la madera le están «robando» a los tolupanes de San Francisco Locomapa «el bosque, el agua y el antimonio».

Añadió que el Consejo Preventivo de Tribus surgió a raíz de que el Instituto Nacional Agrario (INA) impuso un nuevo título sobre el ancestral que dejó Manuel de Jesús Subirana, de 1864, sobre las tierras que le pertenecen a los tolupanes.

Matute subrayó que son agredidos por el Estado a través de instituciones como el INA, el Instituto de Conservación Forestal (ICF) y la Policía Nacional, entre otras dependencias, que favorecen a los empresarios de la madera, afectando a la etnia tolupán.

«Nosotros exigimos que se respeten nuestros derechos y responsabilizamos al Gobierno de Honduras de toda esta barbarie que hemos vivido, y si el Gobierno de aquí en adelante no pone mano sobre esta situación, habrá más muertos por culpa del empresario Wilder Domínguez», recalcó.

El presidente del Consejo Preventivo de Tribus, José María Pineda, señaló que en San Francisco Locomapa las autoridades ejecutan el plan de manejo del bosque para favorecer a familias que se dedican al negocio de la madera, y que cuando los tolupanes reclaman defendiendo sus derechos, «lo que recibimos es encarcelamiento y destierro».

Pineda, de 61 años, recordó que cuando era niño, las aguas del río que cruza por San Francisco Locomapa eran muy frías y su cauce muy grande.

Pero con la destrucción que se le ha causado al bosque, ahora el río tiene poca agua y otras fuentes se han secado, añadió.

Según Pineda, la explotación desmedida del bosque en su comunidad se remonta hacia 1948, cuando ya operaban varios aserraderos.

«El pueblo tolupán han sido un pueblo sacrificado», expresó el líder indígena.