La inmigración hacia España se cuadruplica en septiembre, según Frontex

0
355
El barco Astral de la OING Open Arms ha recalado en la Marina de Valencia hasta el próximo domingo para sensilbilizar a escolares y a la ciudadanía sobre la realidad que viven los inmigrantes en el Mediterráneo, antes de retomar misiones de observación, denuncia y rescate. EFE

Varsovia – Unos 12.900 inmigrantes llegaron en septiembre a la UE, un 21 % menos que en el mismo mes del año anterior, de los cuales más de la mitad, 6.500, tuvieron como destino España, donde se cuadruplicó la llegada de ilegales en términos interanuales, informó hoy Frontex.

En los primeros nueve meses de 2018, el número de inmigrantes irregulares que llegaron a la UE a través de las cuatro principales rutas migratorias fue de 110.000 personas, un tercio menos que en el mismo periodo del año anterior, principalmente debido a una menor presión migratoria en la ruta del Mediterráneo Central, la que se dirige a Italia.

En ese mismo periodo, la llamada ruta del Mediterráneo Occidental, que llega a España, registró alrededor de 35.500 ilegales, más del doble que en los nueve primeros meses de 2017, según Frontex, cuya sede está en Varsovia.

Los nacionales de Marruecos, Guinea y Mali representan el mayor número de llegadas en España en lo que va de año y los provenientes de países subsaharianos representan ya más de las tres cuartas partes de todos los que arribaron a territorio español.

Frente al incremento registrado en España, el número de inmigrantes que llegaron a Italia en septiembre se redujo considerablemente hasta aproximadamente 900, un 85 % menos que en septiembre del pasado año.

El número total de migrantes que llegaron a Italia en los primeros nueve meses de 2018 descendió un 81 % con respeto al mismo periodo de 2017, hasta situarse en unos 20.900.

En lo que va del año, los tunecinos y eritreos fueron las dos nacionalidades más representativas de entre los inmigrantes irregulares que llegaron a Italia.

En Grecia se registraron en septiembre 5.400 llegadas irregulares a través de la llamada ruta del Mediterráneo Oriental, un 25 % menos que en julio de 2017.

Sin embargo, el número de llegadas en los siete primeros meses del año creció un 40 % y se situó en 40.300, fundamentalmente por el aumento significativo en el número de llegadas a través de las fronteras terrestres con Turquía.

Los sirios y los iraquíes se mantienen como las dos principales nacionalidades en llegar a Grecia a través de la ruta del Mediterráneo Oriental.

La principal ruta migratoria a través de los Balcanes Occidentales, desde Serbia hasta Hungría y Croacia, sigue viendo un bajo número de migrantes irregulares, mientras que la ruta paralela a través de Albania, Montenegro y Bosnia está registrando este verano una mayor presión migratoria, según Frontex. Escolares inmigrantes expulsados de un comedor en Italia por falta de documentos

Roma, 15 oct (EFE).- Decenas de niños inmigrantes no pueden acceder al comedor escolar de sus colegios en la localidad italiana de Lodi (norte) después de que el Ayuntamiento obligue a sus familias a pagar unas tarifas más altas por no presentar una documentación adicional a la que piden a los italianos.

La medida ha provocado la indignación en muchos sectores y una llamada a la solidaridad por la que la asociación «Iguales deberes» ha recogido en pocas horas cerca de 60.000 euros que cubrirían hasta el próximo diciembre los servicios escolares como el comedor o el transporte, informan hoy los medios de comunicación.

La iniciativa comenzó después de que la alcaldesa de la localidad y miembro de la ultraderechista Liga, Sara Casanova, exigió en una ordenanza a las familias de los niños extranjeros más documentación de la que se exige a los italianos para obtener tarifas menores en los servicios escolares.

Además de los documentos habituales que prueben la renta familiar para calcular la cuota que se debe pagar, a los extranjeros se les está exigiendo otros de sus países de origen que demuestren que no poseen bienes.

Algo imposible para muchos de ellos que hace años que dejaron sus países o incluso en naciones que no cuentan con registros de propiedad.

Al no haber podido presentar estos documentos, a las familias se les ha exigido el pago de la cuota máxima para los servicios escolares y como no la pueden pagar han tenido que renunciar a ellos.

De esta manera, desde hace una semana, los niños que no han pagado el comedor comen lo que traen de casa y separados de los otros.

En un principio, el ministro del Interior italiano y líder de la Liga, Matteo Salvini, había defendido a la alcaldesa de su partido alegando que «los listillos tienen que pagar».

En una declaración en su página de Facebook, puntualizó después tras estallar el escándalo, «que se valorará caso por caso» la posibilidad de cada familia de obtener estos documentos.

También se expresó al respecto el ministro de Trabajo y líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi di Maio, socio de la Liga en el Gobierno, que aseguró en Facebook que «los niños no se tocan».

«Si algún padre no se comporta bien, que se multe a ellos, pero no a sus hijos. Este Estado tiene que estar siempre al lado de los niños. Hablaré con el ministro de Educación, Marco Busetti, para que se encuentre una solución», aseguró.

El caso de Lodi ha provocado duras críticas por parte de varios sectores y los partidos en la oposición.

Para el progresista Partido Demócrata (PD) es una «vergüenza» la decisión del ayuntamiento de Lodi y ha pidido la intervención del Defensor de los Derechos de la Infancia.

«Yo solo tengo una pregunta. ¿Cómo puede dormir tranquila una alcaldesa que echa a los niños de un comedor escolar? ¿A qué nivel de mezquindad habéis llegado?. Parad inmediatamente», escribió en Twitter el secretario general del PD, Maurizio Martina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here