La pandemia no frenó el récord de desplazamientos por la guerra y los desastres en 2020

0
175
Personal del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), coloca pulseras a migrantes centroamericanos, en un albergue en la ciudad de Matamoros, en el estado de Tamaulipas. EFE/Abraham Pineda-Jácome/Archivo

Ginebra – Los conflictos y desastres en 2020 causaron más de 40,5 millones desplazamientos internos en el mundo, por lo que el número de personas huidas de sus hogares a otras zonas de su país alcanzó una cifra acumulada récord de 55 millones, destacó un informe publicado hoy.

De estos desplazados totales, cuyo número dobla al de refugiados (personas huidas a otros países), 48 millones escaparon de conflictos y violencia y 7 millones de las catástrofes, según el informe elaborado anualmente por el Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC) y el Consejo Noruego para Refugiados (NRC).

«Es especialmente preocupante que estas cifras tan altas se registrasen en el escenario de la pandemia de COVID-19, cuando las restricciones de movilidad obstaculizaron la recolección de datos y menos personas buscaron refugios de emergencia por miedo a la infección», subrayó la directora del IDMC, Alexandra Bilak.

El resurgimiento del conflicto y los ataques de grupos extremistas en países como Mozambique, Etiopía o Burkina Faso contribuyeron al aumento de estos desplazamientos, aunque también se produjeron en zonas que arrastran largos años de violencia como Siria, Afganistán o la República Democrática del Congo.

En cuanto a los desplazamientos originados por desastres, un 98 % se debieron a catástrofes climáticas, ya que millones de personas tuvieron que dejar sus hogares debido a una intensa temporada de ciclones en América y Asia-Pacífico y a las tormentas e inundaciones en Oriente Medio y África Subsahariana.

Sólo el ciclón Amphan, que afectó el sur de Asia en mayo del pasado año, causó cinco millones de desplazamientos en la India, Bangladesh, Bután y Birmania (Myanmar), mientras que el continente americano sufrió una de las peores temporadas de huracanes, con más de 30 fenómenos de este tipo, que también forzaron a muchos a dejar su hogar.

Los 40,5 millones de desplazamientos internos de 2020 no corresponden a un número equivalente de personas, aclara IDMC, ya que «la convergencia de conflictos y catástrofes llevó a muchas personas a desplazarse por segunda o incluso por tercera vez, aumentando y alargando su vulnerabilidad».

La organización cita el ejemplo de Yemen, donde muchas familias se habían desplazado en el pasado debido a la guerra civil que sufre el país y en 2020 tuvieron que hacerlo nuevamente a causa de las inundaciones que sufrió en verano especialmente el oeste del territorio.