Las matrículas reducidas a «soñadores» en Arizona las decidirán los votantes

0
126
Estudiantes indocumentados y "soñadores" que viven en los Estados Unidos desde hace años se reunieron en el Capitolio de Arizona para pedirles a representantes legislativos y senadores que les permitan tener acceso a una matrícula universitaria reducida. EFE/ Beatriz Limón/Archivo

Phoenix (AZ) – La Cámara de Representantes de Arizona aprobó este lunes una resolución que deja en manos de los votantes decidir en las elecciones del próximo año si se otorgan matrículas reducidas como si fueran residentes a los jóvenes indocumentados, conocidos como «soñadores».

La Resolución Concurrente del Senado 1044 (SCR 1044) salió adelante hoy con 33 votos a favor y 27 en contra, y de esta forma la posibilidad de que los jóvenes indocumentados residentes en este estado puedan pagar en las universidades y «colleges» las mismas matrículas que los residentes legales será decidida por los votantes en 2022.

La medida aprobada en la Cámara, de mayoría republicana, no requiere la firma del gobernador estatal, Doug Ducey.

La SCR 1044 revoca partes de una medida de 2006, también aprobada por los votantes, que dejó a miles de graduados escolares indocumentados sin derecho a ciertos beneficios públicos, como el pago de matrículas universitarias y ayudas de estudios.

Ello llevó a muchos indocumentados a tener que pagar hasta tres veces más que los residentes si es que querían recibir instrucción superior en Arizona.

La iniciativa aprobada hoy y que irá a la boleta de votación requiere que los «soñadores» elegibles para pagar la matrícula estatal en los colegios comunitarios y universidades de Arizona deben haberse graduado de una escuela secundaria y haber vivido en el estado por lo menos dos años antes.

LAS ELECCIONES DE 2022, LA BATALLA FINAL

Karina Ruiz, directora del Arizona Dream Act Coalition, dijo a Efe que «la verdadera batalla» se dará ahora en las elecciones de medio término de 2022, donde tienen que lograr la mayoría de votos para convertir en realidad lo aprobado hoy por el Legislativo estatal (el Senado había ya aprobado la medida a comienzos de marzo).

«Los votantes van a decidir. Este es un gran paso, pero tenemos que trabajar de que los votantes conozcan de esta propuesta y la conviertan en una realidad», señaló Ruiz, quien agregó que «en nada perjudica que los inmigrantes estén educados».

Reyna Montoya, fundadora del grupo Aliento, calificó la decisión de la Cámara de Representantes de Arizona como un «acto histórico» que les dará la oportunidad de poder estar más cerca de una educación superior igualitaria.

«Estoy llorando de alegría y tengo un profundo sentido de gratitud por la Casa de Representantes que votaron a favor. Gracias por creer en nuestros ‘soñadores’, mejorando nuestra educación y la economía del estado», comentó.

Montoya dijo que cada año en Arizona se graduan de la escuela secundaria unos 2.000 estudiantes indocumentados que son beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), el programa federal creado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama y que protege de la deportación a jóvenes inmigrantes irregulares.

«Tengo tanta esperanza de que después de casi quince años finalmente puedo decirles a mis estudiantes que con el apoyo de los votantes pueden pagar la matrícula estatal en el futuro cercano», afirmó Montoya.

LO MEJOR PARA LOS ESTUDIANTES Y EMPRESAS

Antes de la aprobación en Congreso estatal, más de 130 dirigentes empresariales, religiosos y cívicos habían publicado una carta en la que instaban al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Russell Bowers, a que sometiera la iniciativa al voto en el pleno de la cámara.

La «soñadora» Deya García, estudiante de Mesa Community College, mencionó que desde 2017 y como receptora de DACA pasó de ser una estudiante a tiempo completo a tener una asistencia parcial.

«Estaba devastada y no dejaba de preguntarme por qué alguien querría que la educación sea menos asequible. Este año hubiera sido mi graduación, pero con esta propuesta espero convertirme en un estudiante de tiempo completo y cumplir mi sueño de convertirme en médica», aseguró.

Bob Worsley, de la American Business Immigration Coalition, se mostró agradecido en una nota de prensa de que los legisladores demócratas y republicanos se unieran para aprobar esta medida.

«Es importante que se apoyen para hacer lo que es adecuado para estudiantes y empresas en todo el estado. La aprobación de este proyecto de ley es económicamente importante, moralmente correcta y políticamente inteligente», aseguró.