Las pequeñas empresas latinas son las más golpeadas por la crisis de la COVID

0
1780
Fotografía que muestra un cartel de arrendamiento en una oficina cerrada debido a la pandemia. EFE/Marc Arcas/Archivo

Atlanta (GA) – La crisis de la covid-19 ha impactado con mayor fuerza a las pequeñas empresas hispanas, que ya enfrentaban «barreras sistemáticas» para acceder a recursos de negocios y financiación, y muchas de ellas estarían considerando tomar acciones drásticas.

«El problema es que la ayuda del gobierno no está llegando a donde tiene que llegar», aseguró a Efe Xiomara Peña, vicepresidenta de Colaboraciones Estratégicas de Small Business Majority, que efectuó un sondeo nacional sobre la situación que atraviesan los negocios en el país.

El informe de la organización, que recoge el sentir de 500 pequeños negocios en todo Estados Unidos -300 de ellos latinos-, revela que los empresarios latinos están sufriendo más por la crisis de la covid-19 que los blancos no hispanos y anticipan hacer nuevos recortes de personal en los próximos meses.

«Si estas empresas no están recibiendo la ayuda del gobierno federal o de los estados van a tener que tomar decisiones como cerrar las puertas o despedir a los empleados», sostuvo Peña.

El estudio señala que casi uno de cada cuatro negocios latinos puede tener que despedir a sus empleados de forma permanente en los próximos meses, un número que se reduce al 14 % entre las empresas cuyos propietarios son blancos.

Asimismo, la Small Business Majority indica que un 18 % de las compañías hispanas consultadas en el sondeo cree que es probable que tengan que cerrar de forma permanente por la crisis, en comparación con un 14 % de empresarios blancos que consideran tomar la medida.

LUCHA PARA OBTENER FONDOS DE EMERGENCIA

De acuerdo con Peña, las pequeñas empresas de latinos no la han tenido fácil para conseguir asistencia financiera de emergencia a través de la Agencia Federal de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) y lo que sí lograron obtenerla, recibieron considerablemente menos de lo que pidieron.

«Aunque algunas pequeñas empresas tuvieron acceso a ayuda federal, los resultados de la encuesta revelan cómo los propietarios de pequeños negocios tuvieron que luchar para ‘navegar’ los programas de financiación el año pasado», según revela el análisis de la organización.

De aquellos que aplicaron al Programa de Protección de Nóminas (PPP), un 57 % dijo que el proceso de aplicación fue difícil, mientras que solo un 33 % recibió el monto completo que solicitó.

En la primera ronda de préstamos del PPP «se puso al final de la línea a las empresas más pequeñas, con el menor número de empleados, que no tenían relación con una institución financiera» y eso afectó la distribución de los fondos, explicó la vicepresidenta de Colaboraciones Estratégicas de Small Business Majority.

Por ello, los empresarios latinos fueron «más propensos a recibir fondos insuficientes» del PPP, con un 27 % reportando que no recibieron el monto completo solicitado.

En esta nueva ronda de préstamos que comenzó en enero de este año, Peña destacó el cambio que hizo la SBA al aprobar a otras instituciones comunitarias para también manejar estos préstamos del gobierno, lo que cree que facilitará el acceso de los hispanos a la ayuda federal.

«No es lo mismo navegar todo esto en línea a través de un banco grande que llamar alguien por teléfono y hacerles preguntas. Un punto muy importante en todo esto es la confianza, especialmente para programas federales», agregó.

LAS «BARRERAS SISTEMÁTICAS»

Desde antes de la crisis, muchos pequeños empresarios latinos han enfrentado múltiples barreras que les ha dificultado el acceso a préstamos o subvenciones, entre ellas el estatus migratorio de algunos, según Peña.

«Es importante cuando hablamos de las comunidades latinas mencionar que, aunque uno tenga un número de ITIN (Número de Identificación Personal del Contribuyente), pague los impuestos y tenga un negocio establecido, el estatus migratorio le está negando oportunidades para acceder a estos recursos», manifestó.

Peña también menciona la poca relación que tienen algunos pequeños negocios con las instituciones financieras y la «barrera del idioma», así como también la tecnológica, entre otros obstáculos.

SOLUCIONES A FUTURO

«Como lo deja en claro los resultados de la encuesta, las pequeñas empresas de nuestra nación, en particular las empresas propiedad de latinos, necesitan urgentemente que el Congreso trabaje con la administración del presidente Biden para aprobar un plan de ayuda federal robusta que ponga a las pequeñas empresas en un camino hacia la recuperación», escribió Peña en el análisis del reporte.

Para Peña, aunque las soluciones temporales de proporcionar fondos de emergencia han sido una importante contribución a las pequeñas empresas, «se necesitan medidas audaces para superar los desafiantes meses que se avecinan».

«Otra ola de despidos y cierres comerciales están en el horizonte si el Congreso no actúa con rapidez», puntualizó la vicepresidenta de Colaboraciones Estratégicas de Small Business Majority, que se define como una organización nacional de pequeñas empresas que empodera a los diversos empresarios para construir una economía próspera e inclusiva.