Latinos reclaman cuotas, moratoria de deportaciones y ayuda en la pandemia

0
976
Indocumentados suben a un avión en el aeropuerto internacional de Tucson, Arizona para su repatriación. EFE/Gary M. Williams/Archivo

Washington – A poco más de un mes de que la administración del presidente electo, Joe Biden, asuma funciones organizaciones de hispanos pidieron este miércoles una moratoria de las deportaciones, asistencia económica para trabajadores esenciales, cuotas en el gabinete y el acceso a la vacuna y tratamientos de covid-19 para la comunidad latina.

La presidente de UnidosUS, Janet Murguía, pidió hoy que Biden, quien juramentará como presidente el 20 de enero, elija a latinos y latinas para ocupar el 20 % de los puestos en su gabinete y el 20 % de los cargos políticos en agencias del gobierno federal.

La demanda, similar a la adelantada por la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados (NALEO), se sustenta en que los latinos son casi el 20 % de la población del país y si fuese atendida significará la ubicación de unas 800 personas en un contingente de alrededor de 4.000 designaciones políticas, según dijo en rueda de prensa.

En la misma conferencia, Carlos Guevara, director asociado del Proyecto de Inmigración en UnidosUS, sostuvo que el mismo día que Biden asuma la Presidencia debería decretar una moratoria de las deportaciones por 100 días, y que debería extender los programas DACA y TPS «hasta que el Congreso apruebe una reforma integral de inmigración».

En la elección presidencial del 3 de noviembre, cuando por primera vez los latinos llegaron a ser la minoría más numerosa del país, alrededor del 66 % de ellos apoyó la candidatura del demócrata Biden. El presidente electo ya ha indicado que postulará al Fiscal General de California, Xavier Becerra, como secretario de Salud, y a Alejandro Mayorkas como secretario de Seguridad Nacional.

Murguía enfatizó el papel que durante la pandemia han cumplido y siguen cumpliendo millones de latinos que realizan trabajos esenciales, muchos de los cuales son indocumentados, carecen de seguro médico y han quedado excluidos de los socorros económicos y financieros dispuestos por la Administración del presidente saliente, Donald Trump.

Según un informe divulgado hoy por FWD.us, grupo que se describe como bipartidista, los trabajadores esenciales inmigrantes representan casi una de cada cinco personas en la fuerza laboral estadounidense, esto es unos 23 millones de trabajadores y trabajadoras.

«Más de cinco millones son personas indocumentadas que se enfrentan al riesgo de la deportación», señaló el informe. «La mayoría ha vivido en Estados Unidos por más de una década, millones viven en hogares con ciudadanos estadounidenses y ya contribuyen a sus comunidades porque ayudan a apoyar a sus familias».

El mismo mensaje transmitieron este martes cientos de manifestantes que desfilaron frente a la residencia de Biden, en Wilmington (Delaware), y procedentes de California, Nueva York y Washington, entre otros, para pedir justicia para los inmigrantes y las comunidades latinas y afroamericanas, así como ayuda para la recuperación de Puerto Rico.

Murguía señaló que desde las encuestas preelectorales la población latina mostró como principales expectativas «la derrota de covid-19, el alivio económico, y el esfuerzo por la iqualdad racial».

«Reconocemos que el nuevo gobierno tiene mucho, mucho en su bandeja, pero nuestra comunidad está en crisis y necesita ayuda ahora, ya», dijo. «Nuestra comunidad ha sido aplastada por la pandemia, y nuestro país no será capaz de recuperarse a menos que ayudemos a nuestra comunidad y a otras afectadas desproporcionadamente».

Steven López, director de Política de Salud en UnidosUS, enfatizó que «ésta no es una lista de deseos. Es una lista de lo que debe hacerse».

«Durante la elección presidencial, nuestras comunidades ayudaron a asegurar la victoria de Biden porque él prometió políticas concretas que ayudarían a obtener justicia para nuestra gente», dijo Martín Torres, miembro de Make the Road Action en Nueva York.

«Le urgimos a que trabaje con nosotros para lograr una reforma integral de la política de migración que incluya una senda a la ciudadanía para todos los 11 millones de inmigrantes indocumentados», agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here