Llegada de menores, una herencia que pesa la agenda de 100 días del gobierno de Biden

0
132

Tegucigalpa – La crisis en la frontera sur de Estados Unidos a causa de la llegada de miles de menores inmigrantes sin la compañía de un adulto, es una herencia que pesa en la agenda de gobierno de los primeros 100 días de Joe Biden como presidente, es la principal conclusión de expertos y líderes consultados por Proceso Digital.

Los expertos coinciden que los migrantes han recibido el mensaje equivocado que pueden cruzar México y entrar a EEUU.

Para el analista en temas migratorios, Ricardo Puerta, la llegada de menores migrantes a la frontera estadounidense es una herencia de gobiernos pasados para el nuevo presidente de esa nación.

En tanto para el líder hondureño Juan Flores, presidente de la Fundación 15 de Septiembre, se trata de una crisis heredada, pero que Biden busca atender en conjunto con los países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras).

El próximo 30 de abril se cumplen los primeros 100 días de gobierno del demócrata que llegó a la Casa Blanca el 20 de enero y la llegada de menores a la frontera ha sido utilizado por sus opositores republicanos como un argumento para señalar una mala gestión en el tema migratorio.

Fotografía del 5 de marzo de 2021 donde se observa a una familia que intenta cruzar el Río Bravo hacia Estado Unidos, por la frontera de Ciudad Juárez, Chihuahua (México). EFE/Luis Torres

Herencia de gobiernos pasados

En conversación con Proceso Digital el sociólogo Ricardo Puerta concluyó que la llegada de menores a la frontera entre EE.UU. y México es una herencia de gobiernos pasados como el de Barcak Obama y Donald Trump.

Al respecto señaló que “es una herencia que Biden cualitativamente conoce, pero cuantitativamente desconoce su magnitud”.

Sobre las promesas de campaña de Biden de solucionar varios problemas migratorios en sus primeros 100 días de gobierno, Puerta razonó que no le alcanzarán para solucionar la llegada de menores inmigrantes, muchos de ellos hace varios meses varados en la frontera.

Será necesaria una agenda bipartidista para una solución a la llegada de menores migrantes, esgrimió el experto al tiempo que destacó que el problema migratorio no solo corresponde a un partido político.

Calificó de una “gran mentira” que todos los migrantes han llegado solos a la frontera. “Cuando esa gente sale de Honduras, el coyote los adopta hasta la frontera México-Estados Unidos y una vez ahí el protector de tránsito abandona al protegido y el protegido pasa solo la frontera ya que la idea es que el protegido siendo menor pasa automáticamente la frontera”, reflexionó.

Aunque se trata de una crisis regional, ya que los menores pertenecen a varias nacionalidades, para el sociólogo cubano es Honduras el país que tiene la capacidad de convocatoria para buscar una solución frente a sus vecinos del Triángulo Norte.

Un problema continúo

Para el presidente de la fundación 15 de Septiembre con sede en Miami, Florida, Juan Flores, la llegada de menores sin la compañía de un adulto es un problema continuo desde 2014 cuando se registró el éxodo de menores desde Honduras.

“Desde el 2014 se dio la advertencia de llegada de menores y ha seguido continúo hasta la fecha donde el problema se ha agudizado, lo importante es que ahora se busca la forma para controlar el problema de una forma más humanitaria”, declaró el líder hondureño a Proceso Digital.

Advirtió que entre tanto no se ataque las causas estructurales de la migración en los países de origen de los flujos migratorios el problema continuará y se agudizará.

“Por parte de la administración Biden si se le está queriendo buscar una solución”, acotó, al tiempo rememoró que han existido varias reuniones entre autoridades del gobierno de EE.UU. y Honduras.

Coincidió con su antecesor en que se trata de un problema heredado, pero al que a su criterio ahora si se le busca solución.

En el período fiscal 2019, que concluyó en septiembre pasado, las autoridades detuvieron a 851.508 migrantes que cruzaron ilegalmente la frontera sur, la cifra más alta en 13 años, y 473.682 de ellos fueron adultos con niños, o unidades familiares, añadió Arthur, un experto del centro que aboga por políticas de inmigración más restrictivas. EFE/Paula Díaz/Archivo

Un problema que se descuidó por décadas

Para el líder de la comunidad hondureña, la crisis migratoria que ahora afronta la región es un problema que por décadas se descuidó por parte de los gobierno de la región.

“El reto es que se descuidó por décadas el problema en la región y hoy se está dando lo que da, la llegada masiva de nuestros ciudadanos en caravana a la frontera sur de este país”, acentuó.

Consideró que en la crisis de llegada de menores Honduras tiene una alta participación ya que los ciudadanos emigran masivamente.

“La participación de Honduras es bastante, cuando se levantan de Honduras con rumbo a la frontera sur de Estados Unidos se convierten en una bola de nieve que termina en este problema grande”, zanjó.

Vista de unos niños inmigrantes en un centro de detención en EEUU. EFE/Francisco Miraval/Archivo

Menores en albergues

Proceso Digital intentó sin éxito contactar a la vicecanciller Nelly Jerez, quien el departamento de comunicaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional refirió es la única autorizada para hablar sobre el tema de menores.

No obstante, tras una reciente visita a varios lugares de la frontera estadounidense, la diplomática hondureña notificó que unos 3 mil 624 menores de edad se encuentran ubicados en diferentes albergues y centros juveniles en territorio estadounidense.

Según cifras de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (CBP), un total de 6 mil 71 menores no acompañados han sido aprehendidos por las autoridades por intentar cruzar de manera irregular, de octubre de 2020 a marzo de 2021.

Según cifras que datan hasta el 22 de marzo del año en curso, al menos 3 mil 624 menores no acompañados están en custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y por la Oficina de Detención y Deportación (ERO, por sus siglas en inglés).

Dura travesía

“Los peligros que atraviesan los niños abarcan desde la violencia en su lugar de procedencia y pasan por el trayecto, en el que son expuestos a traficantes, a extorsiones y a grupos del crimen organizado que los utiliza para transportar sustancias ilícitas”, declaró a la agencia Efe la jefa de Protección de Unicef México, Dora Giusti.

Señaló que varias familias centroamericanas han recibido un mensaje equivocado y creen que estando en México van a poder transitar libremente a Estados Unidos para tramitar fácilmente asilo.

“No es el mejor momento para ponerse en riesgo y poner en riesgo a sus niños. Es mejor esperar a que se anuncien otros tipos de programas en el futuro”, señaló.

Sobre este tema, Juan Fierro García, director del albergue El Buen Samaritano, comentó que desde la llegada de las primeras caravanas de migrantes registradas en el año 2018, la mayoría de adultos vienen acompañados de niños.

Pues a menudo piensan que esto les va a ayudar a cruzar hacia el vecino del norte pero “desde luego están mal informados” por “rumores” esparcidos por traficantes, apuntó el activista, que hoy acoge en su espacio a casi 90 personas.