Llegan a Nicaragua 46 nacionales desde Guatemala y otros 78 esperan permisos

0
1147
Nicaragüenses son vistos afuera de un bus a su llegada a Managua. EFE/Jorge Torres/Archivo

Managua – Un grupo de 46 nicaragüenses que permanecían varados en Guatemala, a causa de la pandemia de coronavirus, llegó este domingo a Nicaragua, mientras que otros 78 viajaron desde la capital guatemalteca hasta la frontera con Honduras, con la esperanza de recibir autorización para volver a su país.

Tras 11 días de gestiones con tres países, y uno más de camino, los 46 nicaragüenses, entre ellos 30 mormones, fueron recibidos por defensores de los derechos humanos, luego de pasar por un minucioso proceso de inspección en el puesto de El Guasaule, en el extremo occidental de la frontera entre Nicaragua y Honduras, informó la viajera Sayra Laguna.

Laguna, quien hizo de portavoz del grupo que recién llegó a Nicaragua, afirmó que no fueron bien recibidos por las autoridades del Gobierno del presidente Daniel Ortega, que ha sido objeto de múltiples denuncias por supuestamente impedir el regreso de los nicaragüenses varados en el exterior a causa de la pandemia.

“Uno viene agotado, cansado, ‘quemado’ (señalado)…, y vienen con esta ridiculez, con sandinistas (para) dar acompañamiento, como que uno viene con el virus. Nos trataron mal, traté de defender a los muchachos, y puse en su lugar las personas que venían de parte de Migración, la actitud de todos esos oficiales ha sido la misma”, dijo Laguna, en un mensaje dirigido a periodistas.

Durante los 11 días de gestiones para solicitar salida de Guatemala, cumplir con los requisitos de ingreso recién establecidos por Nicaragua, y el permiso de tránsito por Honduras, debido al cierre de fronteras por la pandemia, los nicaragüenses vivieron en condiciones precarias, que fueron aligeradas con el apoyo de organizaciones humanitarias y personas caritativas guatemaltecas, en la jurisdicción de Corinto, recordó Laguna.

Aunque nueve integrantes del grupo no pudieron viajar por dar positivo a la prueba de COVID-19, el éxito de los 46 animó a otros 78 nicaragüenses a probar suerte, quienes ayer mismo se dirigieron hacia el puesto fronterizo El Florido, de Guatemala, con la esperanza de que Honduras mantenga activado el “puente humanitario” mientras logran una autorización de ingreso por parte de Nicaragua.

Desde el cierre de fronteras internacional por la pandemia, hasta inicios de julio, más de 1.500 nicaragüenses permanecían varados en países vecinos, en el mar Caribe, y en aguas internacionales frente a Europa, a la espera de que las autoridades de Nicaragua les permitieran el ingreso, lo que ocurrió luego de denuncias que se hicieron virales en redes sociales.

Según el Gobierno nicaragüense, su reacción tardía se debió a una estrategia de retorno “ordenado”.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de los Estados Americanos (OEA), y sus dependencias dedicadas a la salud y a la defensa de los derechos humanos, han mostrado reiteradamente su preocupación por el manejo de la pandemia en Nicaragua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here