¡Lo mutiló!, el grito que precede al cambio radical de vida de decenas de migrantes hondureños

0
719

Tegucigalpa – ¡Lo mutiló!, es el desgarrador grito que precede a un cambio radical de vida de decenas de migrantes hondureños que han perdido alguna extremidad al intentar abordar o descender del tren de carga que recorre el territorio mexicano de sur a norte conocido como “La Bestia”.

-Los hondureños al igual que cientos de migrantes abordan los trenes en México en su intento desesperado de acortar camino en su tránsito para llegar a Estados Unidos.

Algunas veces ese grito es pronunciado por testigos oculares, compañeros de viaje o hasta propios familiares que también han emprendido la travesía en busca de una mejor vida.

Los migrantes deben jugarse la vida tanto al subir como al bajar de los trenes ya que los mismos no reducen la velocidad para que estos realicen esas acciones.

Además, el cansancio suele jugar en contra de los migrantes ya que una vez sobre el lomo de los colosos pueden dormirse y resbalar.

En otras ocasiones “¡lo mutiló!” se convierte en una simple palabra publicada en redes sociales para dar aviso de un trágico accidente.

Este el caso de un video que circula en redes sociales en la que muestra la mutilación de un emigrante de supuesta nacionalidad hondureña.

El video muestra el momento exacto en el que un migrante resulta terriblemente lesionado cuando es arrollado por las ruedas de La Bestia, también conocido como “El tren de la muerte”.

En su intento por cumplir el sueño americano, el hombre salta para subir al tren, sin embargo, no se sostiene fuertemente y cae al suelo, en ese momento el tren le pasó por encima y le mutiló un pie.

Cabe señalar que este tren había dejado de ser usado por los migrantes desde 2014 cuando México implementó el Plan Frontera Sur con el que aseguró todas las rutas tradicionales utilizadas por los inmigrantes en tránsito por ese país.

Después de cuatro años en los que el tren de carga no era utilizado como medio de transporte por los migrantes, nuevamente cientos de mujeres, hombres y niños han vuelto a tomarlo; los migrantes esperan día y noche la salida del convoy.

No obstante, ante la desesperación de haber esperado por varios meses sin respuesta a una solicitud de visa humanitaria o de una petición de asilo, decenas de hondureños han optado por volver a subir al lomo de La Bestia para cortar camino, aunque el riesgo sea elevado al punto de perder la vida.

Semanas atrás el peligro de La Bestia revivió, esta vez protagonizado por menores hondureños.

Se trata de los hermanos Alison Abril y Brayan José de siete y nueve años respectivamente, quienes tuvieron que recibir asistencia por parte de grupo Beta del Instituto Nacional de Migración (INM), luego que éstos viajaron por 12 horas en el “lomo” de este tren.

Los infantes hondureños, que son parte de la última caravana de migrantes que partió desde la ciudad de San Pedro Sula, presentaban signos de deshidratación luego de viajar en La Bestia desde Arriaga, Chiapas, a Ixtepec, Oaxaca en el sur de México.

La Bestia, que parte del estado fronterizo de Chiapas, pasando por el estado vecino de Oaxaca con rumbo al norte, hacia el estado de Veracruz, en la costa del Golfo de México, ha llevado a migrantes al norte durante décadas a pesar de sus evidentes peligros, mismos que volvieron a ser latentes luego que los infantes hondureños lo utilizarán como una vía para transitar por suelo azteca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here