Los Ángeles acogerá a otros 2 mil 500 niños migrantes bajo custodia del Gobierno

0
170
Unos niños inmigrantes de distintas nacionalidades juegan durante un almuerzo en un refugio de EEUU. EFE/Francisco Miraval/Archivo

Los Ángeles – Un nuevo complejo para albergar niños inmigrantes que llegaron solos a Estados Unidos está siendo habilitado en Los Ángeles, con lo que ya serían dos las grandes instalaciones de acogida en el condado para recibir a los menores, explicaron este viernes las autoridades del condado.

La presidenta de la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles, Hilda Solís, explicó en una conferencia de prensa desde el Pomona Fairplex, que este centro servirá como un sitio de admisión de emergencia para albergar temporalmente a 2.500 menores.

“El condado de Los Ángeles tiene la responsabilidad y la oportunidad de cuidar a los menores no acompañados que vienen a los Estados Unidos”, explicó Solís, al recordar sus orígenes inmigrantes y que su madre vino de Nicaragua a EE.UU. en busca de una mejor vida.

«Esta no es una crisis fronteriza, sino que es una crisis de todos”, recalcó la Supervisora.

Solís remarcó que en los pasados cuatro años hubo “mucho odio”, se sufrió de rechazo y discriminación, no sólo a los niños no acompañados, sino a muchas comunidades dentro del país, incluida la latina.

“Pero hoy hay esperanza y esa esperanza comienza aquí en Los Ángeles”, insistió.

El lugar acogerá a cerca de 2.500 niños entre 2 y 17 años, explicó Solís, que a la vez hizo un llamado a abogados de inmigración y traductores para unirse a la ayuda que se brindará a los pequeños que buscan reunirse son sus familiares.

El anuncio llega tres días después que el Concejo de Long Beach, ciudad del Condado de Los Ángeles, votara a favor de prestar su centro de convenciones para albergar a cientos de niños.

El alcalde de Long Beach, el peruano Robert García, dijo que como inmigrante sabe lo importante que es «apoyar a todas las personas, especialmente a los niños» y por eso es un orgullo el apoya en esta labor.

El Centro de Convenciones de Long Beach albergará temporalmente hasta 1.000 niños por un período de 90 a 120 días.

Los anuncios llegan cuando el gobierno del presidente, Joe Biden, está abrumado con el arribo de miles de niños no acompañados a la frontera.

Este jueves el Gobierno informó de que en marzo había interceptado en la frontera a una cifra récord de menores de edad no acompañados por alguno de sus padres o custodio legal.

Los 18.890 menores hallados el mes pasado, el doble que en febrero (9.431), son solo una parte de los 172.000 migrantes interceptados en la divisoria con México y que, en su mayoría, son expulsados del país.