Los coyotes se publicitan en las redes sociales y usan a Biden como «gancho»

0
702
Sin recato y ofertando abiertamente los cruces ilegales a Estados Unidos, los "coyotes" utilizan las redes sociales para promocionar sus servicios y, como "gancho", venden la idea de que con la llegada del presidente Joe Biden al poder podrán alcanzar el "sueño americano". EFE/GARY WILLIAMS/Archivo

Phoenix (AZ) – Sin recato y ofertando abiertamente los cruces ilegales a Estados Unidos, los «coyotes» utilizan las redes sociales para promocionar sus servicios y, como «gancho», venden la idea de que con la llegada del presidente Joe Biden al poder podrán alcanzar el «sueño americano».

Páginas creadas con nombres como «Cruce seguro para Estados Unidos ilegalmente», «Ayudo con el cruce», «Cruces baratos a EU» se pueden ver en varias plataformas como una forma masiva de contactar a «clientes» con deseos de emigrar.

«Qué tal raza ¿cómo andan? Si quieren cruzar para Estados Unidos aprovechen que ahora es más fácil sin Trump. Aún tienes el sueño americano, Mándame inbox y te brindó información», se lee en una de las propagandas, donde también se observan fotografías de migrantes cruzando el desierto.

DE LA INTERNET PROFUNDA A LA PUBLICIDAD «DESCARADA»

Si antiguamente estos «servicios» se mantenían en la clandestinidad y se daban a conocer por medio del boca a boca, ahora las redes sociales lo han cambiado todo.

Las publicaciones están hechas a manera de que deba contactarse en privado a la personas que está ofreciendo el servicio de «pasar gente» por la frontera por medio de correos o grupos en línea, y los precios varían de acuerdo al destino de los interesados.

«Brinco solo a Calexico 3.500 dlls (dólares). Hasta los Ángeles 6500 dlls. El pago se hace hasta llegar a su destino. Aprovechen. Al igual hay otras formas de cruce como en carro por la entrada. Caminando con papeles. Y caminando 3 horas por el cerro. Cruce por Mexicali y Nogales caminando 10 minutos solo 7.000 dólares», dice otro de los mensajes.

El analista Javier Osorio aclaró a Efe que el uso de la tecnología «no es nueva» para los traficantes, solo que anteriormente lo hacían por canales más privados como la ruta oscura en el internet, las que son más difíciles de acceder para el público en general.

«Pero ahora lo hacen de forma más descarada, vemos canales más abiertos como Twitter y Facebook. Las caravanas de migrantes se comunican por estas vías y luego se mudan a canales privados de WhatsApp. Estos canales son muy usados en Centroamérica y los coyotes ven esos espacios virtuales para potenciales clientes», dijo el fundador de la Academia de Análisis de Seguridad del Norte de América Central.

Osorio indicó que las autoridades de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) tienen monitoreadas estas redes que utilizan los traficantes y «la Patrulla Fronteriza compra datos de celulares a compañías privadas para registrar la posición geográfica de los polleros».

Lo confirmó a Efe la propia Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, que señaló que se encuentran «monitoreando y analizando constantemente cualquier nueva tendencia significativa que las organizaciones criminales y transnacionales puedan usar, como la explotación de las redes sociales para atraer más negocios a sus actividades ilícitas a lo largo de la frontera, y adaptará su postura de aplicación en consecuencia».

Los recientes reportes de CBP revelan que el flujo migratorio en la frontera suroeste se ha incrementado paulatinamente y en diciembre pasado se registraron el mayor número de detención en la frontera en ese mes desde 2001, al contabilizarse 73.513 encuentros con indocumentados, muchos más que los 40.565 del mismo mes de 2019.

Biden prometió desde su campaña a deshacerse del «daño» provocado por las políticas fronterizas del gobierno del expresidente Donald Trump y así lo demostró desde el día que entró como presidente a la Casa Blanca cuando anunció una paquete de medidas en materia migratoria, incluido detener la construcción del muro fronterizo con México.

Y muchos conservadores y agentes de CBP ya alertan que estas políticas más laxas se traducirán en los próximos meses en una nueva avalancha de inmigrantes y una posible nueva crisis humanitaria en la frontera.

Y Osorio no les quita la razón.

El experto la Escuela de Gobierno y Política Pública de la Universidad de Arizona (UA) cree que el fenómeno Biden viene a agregar un factor de atracción para la migración, «ya que relajar la migración a través del discurso político» se vuelve más tentador el llamado «sueño americano».

«Pero no hay que olvidar que las economías latinoamericanas y centroamericanas están devastados por el covid, aunado a la pobreza y la violencia, la gente tiene muchas razones para emigrar», afirmó.