Los pescadores tunecinos dicen que seguirán rescatando a migrantes

0
453

Túnez.- La asociación de Pescadores de Zarzís expresó hoy a Efe su satisfacción por la decisión de un tribunal italiano de absolver a su presidente y a los otros cinco miembros de la organización detenidos en Italia por auxiliar a un barco con migrantes y ser acusados por ello de contrabando.

«Es una gran noticia. Estamos muy contentos. Estamos ahora a la espera de que las autoridades responsables en Palermo acaben con el papeleo y puedan regresar», explicó uno de sus miembros.

«Este incidente no va impedir que sigamos haciendo lo que creemos que es un obligación, salvar vidas en el mar», afirmó.

Chamsedine Bourassine, presidente de la Asociación de Pescadores para el Desarrollo y el Medio Ambiente (APDE), incluida en una red de organizaciones humanitarias candidatas al nobel de la paz, y sus cinco compañeros fueron capturados el pasado 29 de agosto en la isla de Lampedusa.

Según el relato de compañeros en la ciudad meridional tunecina de Zarzis, el barco en el que faenaban se topó con un bote con 14 migrantes tunecinos a la deriva, por lo que comunicaron el hallazgo a los guardacostas italianos.

Sin embargo, tras varias horas de espera y ante el riesgo para la vida de los náufragos, decidieron abandonar sus labores de pesca, aplicar la ley del mar y remolcarlo hasta colocarlo a 24 millas de la isla Lamepdusa, como muestra el vídeo difundido por la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex).

Tras casi tres semanas en detención preventiva, los seis comparecieron el viernes para responder sobre un supuesto delito de tráfico de seres humanos por el que podían haber sido condenados a 15 años de prisión.

Nacido hace 45 años, Bourassine es una figura pública muy conocida en Túnez después que en los últimos años haya participado en numerosos rescates y colabore con ONG en campañas de sensibilización sobre los riesgos de la migración clandestina.

Su caso se ha llevado con enorme discreción por parte del Gobierno tunecino, hasta el punto de que las familias denunciaron la semana pasada el abandono por parte de las autoridades, a las que acusaron de querer ocultar el problema.

El Forum Tunecino de los Derechos Económicos y Sociales (FTDES) hizo una petición online para reclamar la libertad y denunciar las restricciones a las operaciones humanitarias en el Mediterráneo que calificó de «criminales».

«Desde el 26 de agosto ningún barco humanitario opera entre Sicilia y Libia», la ruta migratoria más mortífera del mundo, con más de 350 muertes en lo que va de año, recordó la ONG en un comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here