Macron recibe a Sánchez en Montauban para presidir la cumbre bilateral

0
135
El presidente francés, Emmanuel Macron, (i) ha recibido este lunes al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, (d) en la localidad gala de Montauban para protagonizar la 26 cumbre bilateral, con la que ambos reactivan este tipo de encuentros tras cuatro años sin celebrarse. EFE/EPA/Frederic Scheiber

Montauban (Francia) – El presidente francés, Emmanuel Macron, ha recibido este lunes al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, en la localidad gala de Montauban para protagonizar la 26 cumbre bilateral, con la que ambos reactivan este tipo de encuentros tras cuatro años sin celebrarse.

Una reanudación de las cumbres que ha querido cargarse de un simbolismo especial ya que servirá para, ante la tumba del que fue presidente de la Segunda República en España, Manuel Azaña, rendir homenaje a los exiliados españoles que acogió Francia con motivo de la Guerra Civil y la dictadura.

La sede de la prefectura del departamento de Tarn-et-Garonne ha sido el escenario del saludo entre Macron y Sánchez.

El jefe del Estado francés había llegado antes que Sánchez, a quien ha recibido a las puertas de la prefectura.

Ambos se han saludado sin estrechar sus manos pero agarrándose por sus brazos y han accedido al interior del edificio para mantener una reunión seguida de un almuerzo de trabajo durante los que abordarán diversas cuestiones de carácter bilateral y de la agenda europea.

A la llegada de Sánchez, los periodistas le han preguntado desde lejos si le preocupa la estabilidad política en España tras las mociones de censura presentadas contra tres gobiernos autonómicos y la convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid para el 4 de mayo.

El jefe del Gobierno español no ha hecho comentario alguno y se referirá por vez primera públicamente a esos movimientos políticos en la conferencia de prensa que ofrecerá con Macron al término de la cumbre.

En estas cumbres participan también ministros de ambos países, pero debido a la pandemia hasta Montauban sólo se ha desplazado Sánchez y Macron, mientras que los miembros de los gobiernos de los dos países mantendrán de forma paralela al encuentro de sus líderes una serie de reuniones virtuales con sus respectivos homólogos.

Casi una treintena de ministros de los dos países tendrán esos contactos virtuales.

En su cita a solas, el presidente francés y el jefe del Gobierno español analizarán la evolución de la pandemia y el proceso de vacunación, en cuyo contexto, Sánchez, según fuentes del Ejecutivo español, insistirá en su defensa de un certificado de vacunación al que es reticente Macron.

También tratarán, entre otros asuntos, los cierres de puestos fronterizos en los Pirineos realizados por París en los últimos meses y que no han sido bien recibidos por España, la recuperación económica tras la pandemia, la agenda del próximo Consejo Europeo, las interconexiones eléctricas y ferroviarias, la lucha contra el cambio climático, cuestiones relativas a la seguridad y defensa, el combate contra el terrorismo y la situación del Sahel,

La sede de la prefectura albergará asimismo una sesión plenaria telemática de Sáchez y Macron con sus respectivos ministros, y a su término se desplazarán al antiguo Colegio de los Jesuitas de Mantauban para firmar el principal acuerdo de la cumbre, un convenio que permitirá la doble nacionalidad.

España otorga una especial trascendencia a este convenio, con el que se pretende evidenciar la especial relación entre los dos países y los vínculos singulares creados con el exilio de miles de españoles a Francia a causa de la Guerra Civil y la dictadura, y que empezaron allí una nueva vida.

Sánchez y Macron presidirán después un acto específico en homenaje a todos ellos con una visita en el cementerio de Montauban a la tumba de Manuel Azaña, quien falleció en esa localidad hace 80 años.

Ese homenaje lo protagonizarán después de ofrecer una conferencia de prensa conjunta en la que darán detalles de los asuntos tratados en la cumbre.