Marruecos confirma que la cooperación policial sigue con España pese a la crisis

0
244
Agentes marroquíes de la Policía y de Fuerzas Auxiliares en un puesto de control establecido en el norte de la localidad de Fnideq (Castillejos). EFE/Mohamed Siali/Archivo

Rabat – La cooperación hispano-marroquí en materia de seguridad continúa pese a la actual crisis diplomática entre los dos países, pero está «amenazada», ha manifestado el director del Buró Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ, servicio antiterrorista), Habboub Cherkaoui.

En declaraciones al portal informativo Rue20.com, Cherkaoui agregó que esa cooperación «ejemplar» en materia de seguridad e inteligencia forma parte de la alianza que une a los dos países, y ha logrado resultados positivos en la lucha antiterrorista, así como en el control de la inmigración ilegal y del narcotráfico.

Sus palabras coinciden con las que hoy pronunció en el Congreso el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien dijo que las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes «llevan años» trabajando conjuntamente y que la cooperación policial con el país vecino «no se ha suspendido».

Sin embargo, Cherkaoui advirtió que la hospitalización del presidente del Frente Polisario, Brahim Ghali, en España, «con una identidad falsa y sin informar al socio marroquí» amenaza con parar esta cooperación en materia de seguridad que vive su período más fuerte.

Cherkaoui consideró que las decisiones soberanas del Estado marroquí se aplican a todas sus instituciones, lo que significa que cualquiera escalada diplomática de Marruecos en los próximos días se reflejará automáticamente en la cooperación en seguridad.

La relaciones hispano-marroquíes se han deteriorado en las últimas semanas después de que España recibiera a Ghali en un hospital de Logroño para ser tratado de covid, por lo que Marruecos llamó a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, el pasado martes a consultas a la capital marroquí.

El propio ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Naser Burita, declaró el domingo en una entrevista con una emisora de radio francesa que, si Ghali sale de España «del mismo modo que entró» -es decir, sin responder ante la Justicia por las denuncias presentadas contra él-, eso significará que España opta «por el agravamiento de la crisis, e incluso la ruptura».